E blazquez 80x111 original

EL JARDÍN DE HÉRCULES

Eduardo Blázquez

MARÍA ARCE CALVÍN, ENTRE LAS AGUAS DE LAS MUSAS DEL COLOR

Acalvin9 detail

María Arce Calvín está gestando unas obras mágicas, sus pinturas unen oriente y occidente, sus creaciones se tejen desde los movimientos de la danza de su madre, desde los dibujos de su padre y desde las manchas de su abuelo, el Maestro Rafael Calvín, querido maestro para mi familia...


Entre las aguas y las manchas de color, María elabora fábulas sensuales determinadas por la unión entre las ninfas y el reino animal, las musas y los felinos, las aves reales y de ficción, integran al espectador desde la incisiva mirada de las damas retratadas por María. Las Náyades se imponen, entre peces y vegetación, conforman las leyendas de un mundo imaginario poderoso e insondable. Ante una artista emergente, con poder de narración, se descubre el poder del dibujo y del color, emparentados con la tradición artística alemana, crean una iconografía renovada de la Melancolía, de la Alegoría definida desde las caballeras acuáticas de las diosas.

 

 

1 –Háblenos de sus primeras creaciones, de su génesis como artista.


Cuando tenía doce años solía escribir historias de fantasía, aunque nunca las terminaba porque me interesaba más ilustrar las escenas más que la propia historia y por eso empecé creando personajes que generalmente eran chicas que caían a un mundo mágico y debían resolver el problema, veía muchas pelis de Hayao Mizayaki y sin duda "El viaje de Chihiro" me inspiro para querer hacer esos personajes.


Cuando llegué a primero de bachillerato conocí a más gente y descubrí que todavía podía hacer más cosas, jugar con los colores , dar más realismo...empecé a entender el cuerpo a la hora de dibujar y creo que todavía sigo tratando de entenderlo.


Sin embargo, un día una profesora nos animo a participar en un concurso de pintura de nuestro pueblo y decidí hacer algo diferente y grandioso algo que no hubiera hecho antes, fue cuando creé un alcón volando con las alas llenas de color y con palabras escritas en ellas, de echo es gracioso que me preguntes por mi génesis de artista ya que precisamente aquella obra la titule Génesis asique me resulta inevitable relacionar esa obra con mi Génesis.

 

 

2 –¿Cómo ha repercutido en usted su familia de artistas?


Lo bueno que tiene mi familia es que ellos siempre han sido artistas y mejor que nadie han entendido el sacrificio que implica eso, tanto a nivel físico como emocional, y en lo físico me refiero a mi madre, ya que ella ha sido bailarina. Por eso a mis padres siempre les pareció genial que decidiera pintar.

 

A los cinco años observaba a mi padre con las acuarelas, dibujando paisajes y generalmente me solían dar ganas de pintar, así que cogía mi cuaderno y hacia cualquier cosa, una vez hice una ballena con témpera y le pedí a mi padre que lo mirase a lo que me respondió..."te ha quedado muy bien ese dibujo María" y, desde entonces, me sentí motivada a seguir pintando.
Otra cosa que cabe destacar era los cuadros de mi abuelo (también era pintor) que estaban por toda la casa y que prácticamente he crecido con ellos.


Odiaba ir al colegio, pero si había clase de plástica a primera hora iba encantada.

 

 

3 –Describa las influencias y las referencias que marcan su obra.


Bueno, como dije anteriormente al principio me inspiro mucho Hayao Mizayaki, al querer crear esos personajes, pero conforme fui creciendo y traté de encontrar mi estilo hubo un artista que me marco bastante llamado Conrad Roset, el solía dibujar musas desnudas empleando siempre unos colores muy vivos, inmediatamente supe que era lo que estaba buscando, quería expresar la sensibilidad ya fuera en forma de tristeza, alegría o, incluso, agonía mediante los colores, quería convertir a todos aquellos personajes que hice de niña en personas envueltas en misterio arropadas por un manto de colores.

 

4 –La presencia de la mujer en su obra resulta esencial. ¿Qué destacaría de sus personajes femeninos?


Yo nací como niña y supongo que siempre he visto el mundo desde la perspectiva de la mujer, entendiendo valores de lo que estaba bien y mal, he sido testigo de micro machismos y desigualdad y por eso veo a la mujer como un ser más hermoso, no solo en cuanto al cuerpo, sino también como luchadora. Con esto no quiero menospreciar al hombre, ni mucho menos, porque también existen hombres que nos ayudan (nos ayudan sin tener que rescatarnos) a volar. De hecho, si no fuera por ellos, yo como persona heterosexual no tendría la capacidad de amar y de poder expresar las cosas que pinto, que generalmente es una mujer vista desde los ojos de alguien que está a punto de enamorarse de ella, por eso quiero hacerlas lo más bonitas posibles, para captarlas en ese momento.

 

 

5 –Indíquenos sus sueños.


Cuando era pequeña pensaba que había muchas cosas que no se me daban bien. No es que no fuera incapaz de hacerlas, pero no todos tenemos las mismas capacidades. En cambio, cuando era la hora de crear yo sabía que ese era mi momento ¿Y porque no puedo hacer de mi momento algo más? Por eso decidí ser pintora, a día de hoy no puedo decir con firmeza que lo soy, porque no estoy segura, así de difícil es, pero como dice mi padre nada es fácil y en todo debemos esforzarnos para llegar a las grandes cosas. Sigo luchando por alcanzar ese sueño, ya no solo de ser pintora, sino de decir algo, porque siempre tengo algo que decir.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: