E blazquez 80x111 original

EL JARDÍN DE HÉRCULES

Eduardo Blázquez

FLORES EDÉNICAS DE VIRGINIA WOOLF

Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaespejo  eros  sue%c3%b1o  el tiempo   vanitas detail

¿Se puede llorar por un jardín? Virginia Woolf implora llorar por un jardín, las flores claras y las sombrías orquestan una parte del paisaje alegórico de la escritora británica.
El libro es un paraíso, la pantalla es un jardín, la floresta es un espacio gay positivo.
FLORES LÉSBICAS. LA FLORISTERIA COMO ESPACIO GAY.

 


Las tres protagonistas están unidas, desde el inicio de la película Las Horas, por las flores simbólicas y los espejos acuáticos, construyendo un bodegón, representado, en alguna medida, el paso del Tiempo, la fugacidad de la vida, las efímeras Horas florales. Las damas, en horizontal, en la cama, despiertas, escuchan el despertador, están flotando, un vocablo esencial en la historia. Se trata de flotar como las flores sobre las aguas, como en las representaciones pictórico-poéticas de Ofelia.


Las flores y las aguas inundan el libro y la película Las Horas, desde el texto de Michael Cunningham se reitera el protagonismo de la Floresta Acuática, flores sobre el río y en un jarrón, motivos florales en vestidos y en las paredes, flores como canto a la vida y como ritual ante la muerte. Las aguas, veloces como el viento, explican la belleza de las cabelleras-jardín, pelos ondulantes con algas que crecen y se enredan como en las Náyades y en Dafne, ambos mitos construyen a Ofelia, esencial personaje, eje de la floresta para lesbianas. El cielo se convierte en jardín, espejo de Ofelia, motor de ensoñaciones.

 


Las mañanas son invadidas por flores e inundadas por las aguas de Ofelia. La casa de Clarissa (Meryl Streep) tiene los geranios rojos, están mustios, anuncian parcialmente el declive de la dama editora, llenará de flores su amplio apartamento, convertir la casa en un jardín es una decisión importante, creará un espacio gay positivo, un vergel-isla para su amigo-amor platónico. Se trata de una mujer contemplativa, se refugia en la naturaleza, en la mirada a las flores y a las hierbas, en la calle, está la diminuta floración, las flores se convierten en imágenes protectoras. La ceremonia de las flores, que se extendía al cemento de la calle en los dibujos con tiza de la Venus de Botticelli, constatan la importancia del diluvio de flores en las relaciones entre mujeres amantes de damas.


La sucesión de ventanas, organizan parte de los contenidos; las ventanas con luz y con flores se unen a las mujeres, nace la mujer-ventana. La Floristería será un Templo femenino, desde la puerta se anuncian las rosas (de Venus) y los jacintos (del amante homosexual de Apolo: Jacinto), las orquídeas (las orquídeas blancas son las flores de Clarissa en la película); la editora se mueve en la penumbra, observa los ramos de flores, ramos que cuelgan del techo que iluminan las amapolas, las rojas se tornan blancas; el templo floral contiene albaricoques, lirios, rosas y hortensias. Clarissa elige peonías y lirios (los lirios miran las estrellas como astrólogos, dice Cunningham), rosas de color crema, no quiere las hortensias (por representar la culpa), valora la compra de Iris, aunque los considera anticuados y, naturalmente, mira por la ventana de la floristería y ve a la actriz Vanessa Redgrave, damas mirando a damas que construyen eternos retratos de mujeres con flores.

 


Virginia Woolf (Nicole Kidman) es una buscadora de flores, idealiza y unifica los libros con las flores; los lirios y las peonías, las rosas de color crema, las flores con el espejo, conforman un bodegón para el retrato de una Dama; Virginia ha soñado con un parque y con flores. Virginia adora el jardín y contempla la oscuridad que desciende desde las sombras amarillentas que, sobre los árboles, crea formas oscuras dentro de un círculo de rosas; el color limón, sempiterno, se va aliando con los personajes principales. Sally es musa y mentora de Clarissa, su Safo; se traduce la sabiduría que llega desde su isla, afligida, Clarissa convierte su casa en la isla de Safo, una representación simbólica velada en la película. La pareja se mira como si fueran flores marchitas. Se encuentran ante puestos de flores e invernaderos; los claveles y los crisantemos, los lirios solitarios y melancólicos, se comunicaban con las fresias y las margaritas; los ramos de tulipanes, ante los que se encuentra Sally, definen una relación que va más allá de lo pasional. Sally encuentra tulipanes blancos, amarillos y rojos; se ve reflejada en los azulejos con las flores, se trata de un retrato de dama con flores, se fija en un ramillete de flores amarillas, de un amarillo intenso, casi anaranjado, simulan flores de verdad que brotan en un jardín. Sally entrega las flores a Clarissa, son felices entre las flores.
Como soñadora de flores, Virginia se enfrenta al espejo para reconstruir el sueño floral, la imagen es crucial, convertida en deidad, ilumina las flores, vigila desde la ventana el jardín. Virginia escribe La señora Dalloway y dijo que compraría las flores ella misma.

 


La pluma/pincel permite abordar la complejidad de la escritora, identificada con Velázquez en el libro de Las Horas, puede convertirse en referencia y pilar para la salvación de Laura Brown (Julianne Moore), que unifica el reloj con flores. Los libros de Virginia son el puente para cruzar desde el sueño a la vida cotidiana, Laura se adentra, desde la cama, en la lectura; Laura mira las flores, como solitaria lectora e incesante conocedora de la obra de Virginia, será identificada con las náyades, analiza la vida y la obra de Virginia Woolf, fascinada, se pregunta por la melancólica muerte de la escritora. Laura piensa en las flores, su marido ha comprado rosas blancas, en la pantalla son amarillas, las blancas están representadas en las paredes del dormitorio de Laura. Se anuncia el valor simbólico del color amarillo. Las rosas de Venus, flores de Lesbos, se convierten en floresta positiva.

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: