E blazquez 80x111 original

EL JARDÍN DE HÉRCULES

Eduardo Blázquez

Felipe Lozano Bettero

Felipe Lozano Bettero se ha convertido en un destacado creador, incorpora a sus trabajos como actor una verosimilitud inusual que brilla especialmente en la Comedia, los conflictos de sus personajes tienen una singular ternura y una proyección de fábula.

Felipe Lozano trabaja en muchos frentes, su compromiso va desde la política a la brillante Coral, su ímpetu se muestra con calma y esfuerzo; su virtuosismo se irá revelando por secuencias, tiene buenos referentes en la clase política y en la familia; sus padres son incondicionales de la cultura de Arenas y del Tiétar.

 

Felipe Lozano forma parte de la génesis de un proyecto determinante para Arenas, sus recursos y sus vivencias nutrirán un ciclo alimentado por un buen guión. Felipe será un pilar esencial para el florecimiento de Arenas, su dignidad y su ejemplaridad en el campo creativo, aportando actos artísticos en el proceso expresivo y artístico, se reflejarán en la independencia y la libertad de sus planteamientos ideológicos.

 

1 ¿Qué destacas de Arenas, de sus paisajes, cómo te afectan?

 

Arenas es mi contexto. El paisaje que rodea mis actos, que los envuelve y los da sentido. Arenas es el decorado donde se representa mi vida y la de la gente que amo. El progreso de la ciudad es directamente proporcional al bienestar de esas personas, sus vecinos, los que la habitan y los que, aún viviendo en otros sitios, la llevan dentro.

 

Cuando veo a mis hijos, me retrotraigo a la época en que tenía su edad y jugaba en la calle, con el bocadillo en la mano yendo a buscar a los amigos para jugar y disfrutar, sin saberlo, de la tranquilidad que daban las calles de Arenas a nuestros padres, cuando lo más peligroso que te podía pasar era llegar a casa con las rodillas desolladas.

 

2- ¿Cómo repercuten la luz y los colores de Gredos en tu vida?

 

Cada mañana, al levantar la persiana de mi habitación, la primera imagen que me llega es la de Gredos en plenitud; Y no es que dependa mi estado del suyo: La belleza de la sierra totalmente despejada es sublime con la luz de la mañana, cuando está coronada con la “vela”, da impresión de majestuosidad y, cuando sólo se puede intuir porque se esconde tras la cortina de un solemne nublado, me transporta a un teatro cuyo telón está aún por descubrir lo que hay detrás de él y la emoción de lo que esconde: Está presente, muy presente; aunque no te llega por los ojos, la humedad que respiras te recuerda su omnipresencia secular (en ambos sentidos: de los siglos que lleva anclada en la misma posición viendo la historia de la gente pasar y de alejamiento de los muchos dioses a los que ha sobrevivido y no han logrado hacerle sombra).

 

3-¿Qué te aporta la política? ¿Qué puedes aportar en política?

 

La política quita tiempo de mis ocupaciones, de estar con mi mujer y mis hijos, me provoca dolores de cabeza, me da disgustos… Y, sin embargo, me encanta, disfruto de cada momento y no puedo evitar hacerlo. La responsabilidad que te genera el saberte representando a tus vecinos más cercanos y procurar su bienestar y luchar por ello cada día, saberte un servidor de los deseos de tus conciudadanos es un orgullo inmenso y una gran carga de compromiso.

 

Para un neófito en este mundo de la política, el trabajo y la dedicación son las únicas cosas que se pueden aportar. A cambio, la experiencia que día a día se adquiere, aunque sea a pequeña escala, contribuye al enriquecimiento personal.

 

4.-¿Cómo te afecta la dinámica de la coral?

 

Siempre me ha gustado cantar. Para una persona como yo que sabe leer una partitura y poco más, tener la oportunidad de interpretar obras de los más grandes compositores universales, utilizando el instrumento que” viene de serie” en todas las personas, es un verdadero lujo. Y hacerlo junto a otras personas que están en la misma situación, tiene algo de solidario y de mágico: Debes compartir esfuerzos, pero el resultado final proporciona una plenitud difícilmente comparable a cualquier otra actividad.

 

5- ¿Has encontrado tu paraíso?

 

Un concepto tan abstracto como “paraíso”, requiere un tratamiento muy subjetivo. Por lo que a mí respecta, el paraíso se esconde en el interior de cada persona. Para hallarlo, no es necesario buscar artificios externos. Al igual que la felicidad, no es un momento efímero ni una quimera que sólo se alcanza tras arduos esfuerzos a lo largo de la vida. Todo se reduce a una simple elección personal. He comprobado por mí mismo que cuando eliges de verdad ser feliz, nada de lo que ocurre a tu alrededor puede transformar ese sentimiento. Un día elegí y, a pesar de los momentos duros que la vida me pone en el camino, el refugio interno (mi paraíso) no varía.

 

6- ¿Cómo te relacionas con la pintura al entrar en los museos? ¿Destacarías algún pintor?

 

No soy un gran entendido en pintura. Mi visión del arte pictórico es más bien simplista. Cuando entro en un museo o en una exposición, me gusta fijarme en los pequeños detalles de cada cuadro, esos que viendo la obra en un folleto o en un libro de arte es imposible percibir: los trazos que el pintor utilizó para su creación o las pequeñas escenas en segundo plano que, seguro, eran importantes para el autor. En este sentido, adoro a “El Bosco”, los infinitos matices y personajes de cada lienzo o tabla suyos fuerzan a buscar en cada ocasión algo nuevo: un gesto, la extraña contorsión de un cuerpo, el advenimiento de una bestia. Parecen ser cuadros infinitos…

 

En cuanto a la pintura abstracta, reconozco que no me llama en exceso la atención, si bien tiendo a dejarme llevar por las sensaciones que me puedan producir en el momento. Una misma obra puede darme mensajes antagónicos según el día en que la observe. No sé si eso es bueno, malo, positivo, negativo o se debe a mi ignorancia pero es un efecto que, a mí, me resulta tremendamente atractivo.

 

7.- ¿Qué proceso creativo utilizas para interpretar? ¿Destacarías algún actor como referente?

 

Cuando llega una obra a mis manos, procuro sumergirme en el personaje que debo interpretar para acercarme lo más posible a las circunstancias que lo rodean y, de ese modo, intentar que su credibilidad sea la máxima posible. En ese proceso, me ayudan mucho mis compañeros que, con un criterio siempre acertado, dotan a mi personaje de matices, gestos o cadencias que a mí se me escaparían. En realidad el proceso creativo de los personajes es un trabajo en equipo. Seguramente los actores profesionales tienen sus técnicas; pero, para un grupo aficionado como el nuestro, compartir todo el proceso es un ejercicio de enriquecimiento no sólo de la obra, sino también personal. El buen ambiente que nos rodea a todos hace ya 16 años, hace que seamos una familia.

 

Si tuviera que decantarme por algún actor en especial, seguramente elegiría a José Bódalo o al enorme José María Rodero. Hay muchos más a los que admiro, normalmente por alguna interpretación en especial, pero estos dos son de los pocos que puedo decir que siguen una línea interpretativa constante que les hace sublimes: por mediocre que sea la obra, ellos bordan sus papeles. No puedo olvidarme de la genial Katharine Hepburn, espectacular en cada papel que ha interpretado llenándolos de humanidad, algo que considero complicadísimo.

 

8.- ¿Tienes un gran sueño en tu vida, tienes una utopía para Arenas?

 

Enlazando con la primera pregunta, mi utopía es la felicidad de mis hijos y, por ende, de todas las generaciones que vendrán después de la nuestra. Me aterra pensar que, por primera vez en la historia, nuestros hijos lo van a tener peor que la generación que les ha precedido. Creo que queda aún la esperanza de poder luchar para revertir la situación y cambiar el destino al que parecen abocados. Enseñaré a mis hijos a elegir ser felices y a luchar por la felicidad de los que les rodean. Si me acerco siquiera a ese objetivo, podré darme por satisfecho.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: