Silueta ruth pindado original

El Brindis

Ruth Pindado
El blog de Ruth Pindado en Tribuna de Ávila

Un brindis en junio por…. LA BOVILA 2013, de Teo Legido

Parece que el buen tiempo dará unos meses de tregua a las frías tierras abulenses. Parece que los labriegos podrán dejar de temblar por las noches de hielo. No todo está conseguido en esta Castilla nuestra, de largos meses de invierno y frías noches de verano. Pero este año parece que el tiempo será estable, eso parece. Sonríe el labriego. Junio caluroso y calmado permitirá una buena floración y que los brotes puedan trabajarse, atados a los alambres para enderezar las cepas.


Aún se tiene un ojo en el oídio (hongo de la especia uncinula necátor que ataca a la vid), pero este año no, está libre el viñedo. El viticultor sonríe. Se agacha muy despacio a coger un puñado de arena, seca, de cuarcita, sílex y gneis  que desliza con suavidad entre sus dedos. Fruto de la tierra y del trabajo del hombre…. silba nostálgico mientras recuerda a su abuelo, aquel señor mayor, de callos en las manos, tez curtida y boca desdentada que siempre acariciaba su pelo con ternura. Le ve ahora, paseando entre las cepas con su cayado y su boina, picando las uvas de aquí y de allá, arrancando con mimo algunas hojas, y saltando a patadas las piedras del camino.


De su abuelo aprendió el amor al campo, pero también el trabajo duro, a no quejarse, a masticar los tallos de la hierba, a hacer de un palo la cabeza de un perro, a sonreír a la lluvia que cae a tiempo, a rezar por los suyos y agradecer los favores. Aprendió a amar esta bella pero dura tierra que hoy, de nuevo, le da una oportunidad.


Se levanta despacio pues los años y el trabajo curten el cuerpo, pero suavizan el alma. Mira su hectárea,  horizonte sembrado de viñas, ordenadas, en hilera, con extrema pulcritud despejadas de hierbas y malaje y nuevamente se siente creador.

 

Rubaiyat (versos de cuatro líneas)


El vino de amor

Mi pobre corazón de angustia herido
y de locura, no podrá curarse
de esta embriaguez de amor, ni libertarse
de la prisión donde quedó sumido.
Pienso que el día de la creación
en que el vino de amor fue al hombre dado,
el que llenó mi copa fue esenciado
con sangre de mi propio corazón.


    Omar Khayyám (poeta y matemático persa)


En la Epopeya de Gilgamesh, la primera obra de ficción de la literatura universal, datada hacia el año 1800 a. de C. se habla de un  viñedo, de uvas blancas y de mosto.
Utnapishtim le narra a Gilgamesh cómo sobrevivió al
diluvio. Bueyes maté para la [gente], Y sacrifiqué ovejas cada día. Mosto,
vino rojo, aceite y vino blanco [Di] a los trabajadores [para beber], como si
fuera agua del río,
    Tablilla XI


Terruño llano de extensa meseta sembrada de Tempranillo que empieza a asomar en verde, diminuto, de brotación tardía y salpicada de una Pinot Noir violácea, de racimo pequeño y apretado que hará las delicias de sus vinos.


Sonríe el labriego camino de su vieja bodega, todo controlado hoy. El paso firme, como sus decisiones. Una preocupación invade su mente, que las duelas de las barricas no hayan desperdiciado el caldo, que cerrasen bien las nuevas mientras se hace el trasiego, siempre en luna creciente, decía el abuelo.


Se notan en el aire los efluvios de la evaporación debido al calor, pero también se aprecia el brett, el moho, el corcho, olores a madera mojada, a heno, a cuero. Momentos que se mezclan en la cabeza transportando al bodeguero a otra época. Coge semi inconsciente el escanciador y prueba la tercera cuba. Aún con algún hollejo. Aún con algo de madre. Pero sabe a sus vinos, a su infancia, a sus recuerdos…


Hoy ha sido un día intenso. De música del pasado. De un sueño del que no despertar acariciando la cabeza de ese perro labrado a horas en pleno campo. Y aparece el alma, el artista que forja de la nada. El maestro artesano. Y la imaginación se torna en formas para plasmar la idea que  acaba de nacer, emanado del vino, del pasado, del recuerdo del abuelo-maestro y Teo, arrebolado de ganas busca un papel que deje constancia y, entre rallas, tachones, manchas y arena aparece en grises y rojos su joya.

 

    Oda al Vino


Amor mío, de pronto
tu cadera
es la curva colmada
de la copa,
tu pecho es el racimo,
la luz del alcohol tu cabellera,
las uvas tus pezones,
tu ombligo sello puro
estampado en tu vientre de vasija,
y tu amor la cascada
de vino inextinguible,
la claridad que cae en mis sentidos,
el esplendor terrestre de la vida.


        Pablo Neruda (1904-1973)

 

Colgante de plata y bixbita, equilibrado, suave y elegante a partes iguales, sincero a los ojos como la Bovila en boca. La curva colmada, rica en azúcares por las tardes de sol y calma en las tierras morañegas que hacen renacer a Osiris (lágrima de Horus, sudor de Ra). Cascada engarzada como  los dioses sumerios Pa-gestín-dug (“buena cepa”) y su esposa Nin-kasi, (“dama del fruto embriagador”). Y el artista sueña-crea-crea-sueña… y siguen los aromas del vino embriagando los sentidos, vivos, alegres, jóvenes y dinámicos. Saltan a chorro los frutos rojos encompotados, mermeladas de arándanos, fruta madura engalanada con el frescor del campo.


Teo alza su copa, mira de soslayo la limpidez tenida y sonríe, malévolo al saberse observado. Creador y amante de su Bovila la adora como sólo un padre sabe hacerlo. Y saborea gustoso un buen asado de cordero pastado en la extensa tierra de sus ancestros.


Yo, sin dejar de aprender de cada gesto, oigo en mi interior a Tomás Luis de Victoria, su motete “O Vos Omnes”, la intensidad de las sopranos me acaricia el alma.


Te recomiendo un brindis a la luz de las velas, viendo “Esencia de mujer” recuerdos de mi llanto y vida y dejándote llevar. O en el silencio de una tarde de sábado leyendo a Miguel Delibes, su “Parábola del náufrago”.


Y con el mismo silencio que llegué, me alejo, dejando absorto al padre con su joya entre los dedos….

 

                    Un brindis por ello…..

Comentarios

pablo garcía 02/10/2016 22:27 #15
eres maravillosa, brindo por tí y por los vinos que nos deberíamos beber juntos
Luis 17/09/2016 00:48 #14
Pero qué agradable siempre.
Leti 04/09/2016 09:50 #13
Ruthy está genial
MP 21/07/2016 12:41 #12
Este también me encanta. Seguiré a ver qué tal los otros. Estoy muy contenta.
E.G 04/07/2016 00:45 #11
Que este me mola mucho. Y Teo es un tipo bien majo
Sssss 30/06/2016 00:08 #10
Me gusta esto aunque ay cosas que entiendo. Muy bonito
Lourdes M. 21/06/2016 16:18 #9
Gracias Ruth, estoy deseando leer el siguiente.
Tomás Martín 20/06/2016 17:23 #8
Eres un amor......
teo 17/06/2016 14:20 #7
Para cuándo un brindis conmigo que pueda disfrutar de tus palabras y tu compañía? Sabes que soy tu fan, tu mejor fan
Doña Rogelia 17/06/2016 14:19 #6
Eres un verdadero encanto. Vamos Ruth, esa pluma y ese brindis que empujen nuestros caldos 🍷

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: