Atrezzo original

El Baúl del atrezzo

Antonio Sánchez

Cuento saharaui

 



Wilaya (vilaya)€Ś wilāyah ó ولاية, que dicen y escriben en árabe, hermosa palabra a nuestros oídos que tiene un significado tan insignificante para nosotros como es provincia€Ś De origen otomano, esta palabra no tendría cabida en este blog si no fuera porque se ha oído muchas veces en estas últimas semanas entre cineastas y críticos. Y es que Wilaya, es el título de la última película de Pedro Pérez Rosado. Producto cinematográfico nacional al servicio de nuestros hermanos del Sahara que, después de su exitoso paso por la Berlinale y el Festival de Málaga, por fin llega a los cines. Esperemos que también por estas tierras de Ávila€Ś

He querido dedicar el post de esta semana a esta película para dirigirme a todos los amantes del cine en general, a los amantes del cine español en particular, y muy especialmente a los grandes críticos €“alérgicos- de nuestro cine, porque tiene ante sí uno de esos productos de calidad de los que hablaba en otros artículos, alejado de los tópicos de siempre y que no les dejará indiferente. ÂżDrama? S퀦 ÂżSocial? También€Ś pero altamente recomendable.

 

 

VIDEO

Pérez Rosado, que ha sido y es director, productor, guionista y editor cinematográfico, nos cuenta en esta película la historia de Fatimetu, una chica de origen saharaui que vuelve a la Wilaya de Smara, en el Sahara, al entierro de su madre, después de dieciséis años viviendo en España, donde llegó con sólo diez. En tan desdichado evento, Fatimetu se reencontrará con sus hermanos, Jatri, un joven que espera su primer hijo con su mujer Aichetu, y Hayat que es minusválida.

Fatimetu aceptará, no sin desgana, la última voluntad de su madre, que no es otra que cuidar de su hermana enferma y a pesar de que apenas es capaz de cuidar de sí misma. La joven hará uso de sus ahorros para comprarse un todoterreno usado y convertirse en la primera mujer conductora, con Hayat como guía, para distribuir alimentos entre los refugiados de las diferentes wilayas. En sus nuevas vidas, y a través de su trabajo, se cruzarán con historias de la nueva generación saharaui: la de Said, abandonado por su padre que se fue a España, la de la joven Amal, que regresa a la wilaya desde Cuba para casarse con su primo, por indicación de sus padres, etc.



Wilaya es la historia de dos hermanas que vuelven a encontrarse, separadas por dos culturas muy diferentes, y que tendrán que adaptarse para sobrevivir y descubrir sus propias identidades. Es un reflejo de la mujer en los campos de refugiados saharauis donde la vida es terrible, pero donde intentan vivir con la mayor dignidad posible, mostrándonos su forma de vida, en la que aprenden un futuro de vida familiar, con un papel secundario y cómo las nuevas generaciones comienzan a generar una fractura con esa forma de vida por el choque de culturas.

A excepción Nadhira Mohamed, actriz profesional, el resto del reparto se compone de personas sin experiencia en la materia, lo que para algunos genera realismo en los diálogos del film y para otros los fuerza, aunque el papel de los otros dos actores principales, Memona Mohamed y Said Salem, es sin duda digno de elogio.

Wilaya es una película hermosa, una historia vista por el director con delicadeza y respeto y en la que no busca la reivindicación, su objetivo principal es contar la historia, contar la realidad desde dentro, vista por los protagonistas de la cinta, una historia real como cualquier otra, pero en un contexto diferente como son los campamentos de la Wilaya€Ś

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: