Silueta2saul original

El base atómico

Saúl Asensio

Sunil Bhardwaj: Pelotas para el CB Valladolid

Sunil2 detail

Una sorpresa para la mayoría, no tanto para mí, pero sobre todo una jugada maestra del destino. Sunil Bhardwaj vuelve al club morado ahora como accionista (6%) y presidente del Consejo de Administración y con él llega un pilar básico en el que apoyar la estructura de una castigada y atorada nave.

 

Aunque mallorquín de nacimiento, Sunil es un pucelano de adopción y sobre todo una persona que quiere y siente al CB Valladolid. De lo contrario no se habría embarcado en una travesía tan compleja en la que cargar con un lastre, una deuda, que da miedo. No lo necesita, es ya un empresario consolidado que no tiene que molestarse en tomar riesgos de este tipo. Pero él ha asumido voluntariamente esta penitencia porque se siente seguro y capaz de ayudar al club a superarla.

 

Es un lujo para la entidad ya que aúna conocimiento sobrado a nivel técnico, financiero, de gestión de entidades deportivas y algo que ha demostrado cogiendo este morlaco tan difícil de lidiar, pelotas. Es un tío valiente y de recio carácter para tomar decisiones delicadas, pero también tiene la sangre fría que le hace ser una persona equilibrada y capaz de no dejarse influenciar. Su presencia va a servir de mucho al CB Valladolid. Va a ser un apoyo importante y motivador para sus acompañantes en este viaje brumoso.

 

Sunil va a proporcionar aire fresco en la gestión, con sus ideas y el respaldo del grupo empresarial que tiene por detrás. Dará sentido común, pero también innovación para posicionar al club en la realidad que el deporte vive hoy en día. Sin esponsor principal y con la única e insuficiente ayuda institucional del Ayuntamiento, al que siempre habrá que estar agradecido, las crisis se solventan reinventándose y tienen que servir para afianzar los cambios. Sin duda, a ello ayudará mucho Bhardwaj.

 

Pero además, su llegada acelerará la generación de esa imprescindible confianza que el club ha perdido en el entorno del baloncesto. Esa confianza es clave de cara a la afición, las empresas, los agentes y jugadores y las entidades dirigentes, ACB y FEB. La seriedad de Sunil también ayudará a recuperar antes o después el prestigio que era patrimonio de un histórico, labrado con los años y perdido con rapidez.   

 

Nos conocimos hace 13 años cuando aterrizó de la mano de Oriol Humet. Me crucé con una persona muy joven como éramos ambos, pero segura de si misma, con ganas y que pisaba fuerte ya que venía de hacer ascender a LEB al Complutense. Asimismo, había sido gerente del Inca en LEB. Su formación académica británica, su dominio del inglés y sus conocimientos empresariales y deportivos en baloncesto, es entrenador superior, le avalaban. Pero además era un tipo divertido al que costó adaptarse al carácter castellano. Con él fui cogiendo complicidad y la relación fue haciéndose mas personal que profesional, algo que hemos mantenido con el paso del tiempo.

 

En su etapa anterior en el CB Valladolid fue demostrando semana a semana su solvencia y dotes en la resolución de problemas. Sus conocimientos fueron de gran ayuda para el entonces director general Oriol Humet, del que fue mano derecha. Se hizo una figura de peso en la estructura de la entidad, tanto que a la marcha por decisión propia de Humet, tras una magnífica labor que nunca se ha valorado lo suficiente, el entonces presidente del club morado, Javier Herrero, depositó su confianza en un Sunil que pudo dar un paso más asumiendo la dirección deportiva.

 

Su primera decisión fue un bombazo. Consiguió traer a Valladolid un primer espada de los banquillos como Manel Comas. Un golpe de efecto que demostró su capacidad para moverse como pez en el agua en el mercado a pesar de su juventud. Pero ese no fue su único movimiento estrella de inicio, fue capaz de recuperar y apostar por una figura como el base Andre Turner, que se había lesionado de gravedad, y además solo unos detalles le apartaron de firmar también a todo un MVP de la ACB como Lou Roe.

 

Otro ejemplo más de su capacidad en la faceta deportiva al frente del CB Valladolid fue fichar a la última gran estrella del baloncesto internacional que ha pisado orillas del Pisuerga. Se trataba del determinante Carlton Myers que no necesita presentación alguna.

 

Después de cinco años, en 2006 Sunil concluyó su periplo en la casa morada para continuar su trayectoria en clubes LEB y ACB, Palma Aqua Mágica o Vive Menorca, e innovar posteriormente con la puesta en marcha de eventos deportivos como el ICAN de Triatlón así como experimentar otras vías de negocio y ser ejecutivo de Mediapro.

 

Creo que retorna ahora a Valladolid en su mejor momento. Maduro y con la experiencia que necesita el club morado, muy desgastado en su cúpula e incapaz de lograr el tan ansiado patrocinador principal y los recursos suficientes para ser estable. Con Fisac va a formar un tándem de garantía en la Adecco Oro, categoría que conoce a las mil maravillas. Se complementará con el liderazgo en la cancha y entrega a los colores del técnico segoviano.

 

El club suma a una persona de baloncesto cien por cien, con un gran instinto y muy hábil en los negocios, capaz de aportar un conocimiento integral en todas las áreas de trabajo de un club profesional y que exporta una valiosa imagen de cara a la ACB, la FEB y parte del tejido empresarial nacional. 

 

Al margen de todo ello, al club regresa un amigo con el que he compartido buenos momentos a nivel profesional y personal y vivido algunas inolvidables anécdotas -como aquella fuga surrealista de Williams y Garcés en el inicio del viaje a Argentina-  y alguien a quien respeto y aprecio.

 

Demos tiempo al tiempo pero la piedra angular del nuevo CB Valladolid ya está anclada. Sunil y Fisac son dos pilares muy firmes en los que hay futuro si pueden trabajar como ellos saben. El club está ante su enésima oportunidad, espero que los que tienen que ayudar a consolidar el proyecto sepan estar a la altura y aprovechen este valioso comodín extra que se nos ha dado.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: