Silueta2saul original

El base atómico

Saúl Asensio

El CB Valladolid en la Korac (1): Inicios en Europa

Seara korac vs sibenik detail

Vamos a dar un paseo por Europa de la mano del Club Baloncesto Valladolid, con sus diferentes denominaciones. En este caso nos detenemos en la desaparecida Copa Korac. Un guiño para los más nostálgicos. 

Aunque ya se está planificando la próxima temporada con la acertada renovación de Iván Martínez, la salida de Sinanovic rumbo al basket iraní y la confirmación de la continuidad de Pozas y Drenovac, voy a pasar de puntillas por la actualidad del CB Valladolid, mucho más sosegada en este momento de lo que ha sido a lo largo de la temporada.

 

Se sabe donde quieren los dirigentes que esté el equipo la próxima temporada, en la Liga Endesa, y su discurso no se ha movido ni un centímetro de ese objetivo, aún sabiendo que tendrá que ser logrado en los despachos. No será fácil, ya que me llegan noticias desde Andorra, club que ha sido campeón de la Adecco Oro y ganado el ascenso deportivo, que indican la firme intención de esa entidad para afrontar el pago de las cantidades para su inscripción en ACB. Sin perjuicio de otras acciones que el club pueda emprender, no parece que vaya a ser fácil asegurarse la plaza ACB para el año próximo. 

 

Quisiera cambiar de asunto y hacer historia. Un brindis a los nostálgicos, hablando de la trayectoria del club en la Copa Korac que resumiré en tres capítulos. El primero de ellos es al que se refiere esta entrega. Un partido de Korac fue además el primero que me puedo apuntar en mis años dentro del club. El que disputó el conjunto que entonces dirigía Gustavo Aranzana en Ostrava (República Checa) frente al Nova Hut, el 4 de noviembre de 1998, dos días después del “caluroso” recibimiento que me dispensó un tipo único, Anicet Lavodrama, un histórico de la ACB pero más que eso, un maestro que me guió en mis inicios y del que aprendí lo fundamental para sobrevivir en este mundo. 

 

Aquel Fórum se trajo una trabajada victoria por ocho tantos de tierras centroeuropeas. Pero el devenir por aquella participación, la penúltima en la historia del club y que yo ya viví en primera persona, llegará mas adelante. Ahora me gustaría comenzar cronológicamente y hablar de los inicios en esta competición ya extinta y con gran encanto, a la que se circunscribe en exclusiva el devenir europeo del CB Valladolid.

 

El equipo debutó en el tercer torneo en importancia tras la Copa de Europa y la Recopa, el 31 de octubre de 1979, fecha que ya quedó grabada en los anales del club. El año anterior los pucelanos habían sido campeones de Primera B y logrado el ascenso a Primera División. Nada más llegar de nuevo a la élite y con el regusto del éxito aún en los paladares se le ofrecía un suculento postre, la plaza en la Korac a la que Estudiantes había renunciado por motivos presupuestarios.

 

Aceptado el reto por la directiva que ya presidía Gonzalo Gonzalo, el club morado reforzó su plantilla con un segundo americano, en este caso blanco, el pívot Matt White, que formó pareja con el estelar Nate Davis. Resaltaban en la plantilla nacional los bases Seara y Cabrera, el alero Samuel Puente y el pívot Martín de Francisco “Morty”, padre de Nacho Martín. El coach era Vicente Sanjuán. En la liga nacional sólo se permitía por aquel entonces un americano por lo que White, de 2.08, actuaría únicamente en la Korac. Este malogrado jugador pasaría bastantes años en España y una vez retirado se afincaría en Valladolid antes de regresar a EE.UU y acabar sus días de forma trágica al ser asesinado por su esposa, natural de la ciudad del Pisuerga, y a la que conoció cuando militó en el club morado. 

 

 

Volviendo al aspecto competitivo, ser nuevo en la Korac hizo que el Miñón Valladolid, denominación oficial del equipo entre 1979 y 1983, se viera obligado a tomar el camino largo superando dos eliminatorias previas a la liguilla. Para el estreno en Europa a los morados les correspondió el Sangalhos. Los portugueses se apuntaron a la fiesta y fueron una perita en dulce. Los chicos de Vicente Sanjuán llegaron a vencer por 50, 93-43, para acabar ganando 110-71 en la ida celebrada en Huerta del Rey, con 26 puntos de Puente y 22 de Davis y eso que Seara y Morty lesionados, ni se vistieron. Una semana después el triunfo fue por un cómodo 78-93 en el país vecino. Tras esta eliminatoria, un nuevo escollo que tampoco fue para tanto. Así, el Miñón tuvo ocasión de hacer turismo por las tierras altas escocesas midiéndose al Dalkeith Saints. En Edimburgo triunfo por 86-115 y una semana después 118-81 como local. En casa los 26 tantos de un White dominante bajo tableros y los 25 de Sami Puente compensaron el mal día de Davis (12 y muchos errores en el tiro). Aunque sin despeinarse, se consideró un éxito estar en el bombo de la liguilla de cuartos de final.

 

Ahora la cosa se iba a complicar y a los vallisoletanos les correspondió el Grupo D. Como compañeros de viaje dos cocos, la Jugoplastika de Split y el Superga Mestre italiano. Completaba el grupo el Standard de Lieja belga, tampoco sencillo, pero de menor entidad que los anteriores. El cuadro castellano no era favorito ni mucho menos sabiendo además que sólo el primero lograría el premio de las semifinales.

 

Aún así se notó la motivación pucelana que inició su periplo en el grupo el 8 de enero de 1980 con un esperanzador triunfo en Bélgica por la mínima, 88-89, merced a un trío letal; Davis (31), Puente (20) y White (18). En la segunda jornada se rindió visita a un histórico, la Jugoplastika de Split. Mermados por un agotador viaje de 15 horas y la inoportuna baja de Cabrera, mal hicieron los vallisoletanos pensando en sorprender a su oponente que comenzó fuerte, 16-6  (min.7), llegó al descanso con mayor ventaja, 54-40, a pesar de que una buena zona 2-3 del Miñón rebajó su producción, y alcanzó los 25 de renta en la segunda mitad al poco de que White cometiera su quinta falta. Al final 19 abajo con Puente (25) y Davis (22) como máximos artilleros.

 

Para acabar la primera vuelta se recibió en Huerta del Rey al Superga Mestre. Fue éste un choque a cara de perro en el que los pucelanos remontaron 9 puntos en la segunda mitad, ya que habían llegado al descanso perdiendo 45-54. Con empate a 88 Arturo Seara, el mejor del Miñón ese día, tuvo el tiro para ganar que no entró y en el tiempo extra las tablas de los italianos sentenciaron, 92-96.     

 

La segunda vuelta se inició con un nuevo triunfo ante el Standard en un alubión de puntos, 233 entre ambos equipos, y destacada actuación de Matt White, pero la amplia victoria de la Jugoplastika en Split contra Mestre aseguraba prácticamente la primera plaza de grupo a los yugoslavos.

 

Esto no fue óbice para que Huerta del Rey viviera en la quinta jornada un choque épico entre los de Split y el Miñón, dirigido en ese momento por Quique García -que tuvo que figurar como delegado al carecer de título de Entrenador Nacional, con lo que fue inscrito como técnico el base Carmelo Cabrera-, que finalizó con agónica victoria visitante por 102-103 gracias a un enceste de Matulovic a la remanguillé sobre la bocina. A falta de cinco segundos ganaban los locales 102-101, pero una serie de controvertidas decisiones arbitrales ante las airadas protestas del público, acabaron dando la última posesión a los croatas que se apuntaron este triunfo. El cuadro balcánico lograba con fortuna en Valladolid el único billete disponible a las semifinales.

 

Para concluir este estreno continental viaje a Italia y derrota honrosa por nueve puntos en la pista del Superga, en un intranscendente encuentro en el que los jóvenes Toño Martín, Chus Llano y Fernando Díaz tuvieron su cuota de protagonismo debido a las bajas de Puente y Seara. El equipo se apuntó la tercera plaza de grupo y dos victorias.

 

                      RESULTADOS GRUPO D COPA KORAC 79-80
S. Lieja 88-89 Miñón Valladolid
Superga Mestre 78-81 Jugoplastika Split
Jugoplastika Split 114-95 Miñón Valladolid
Superga Mestre 103-82 S. Lieja
Miñón Valladolid 92-96* (prorr.) Superga Mestre
S. Lieja 99-101 Jugoplastika Split
Miñón Valladolid 122-111 S. Lieja
Jugoplastika Split 105-76 Superga Mestre
Miñón Valladolid 102-103 Jugoplastika Split
S.Lieja 94-82 Superga Mestre
Jugoplastika Split 86-77 S. Lieja
Superga Mestre 95-86 Miñón Valladolid
Clasificación: Jugoplastika 6-0; Mestre 3-3; Valladolid 2-4; Lieja 1-5. 

 

 

SEGUNDA APARICIÓN

 

Con la buena experiencia de la primera participación, el segundo asalto a la Korac tuvo lugar en la temporada 1981-82. Esta vez se obtuvo la clasificación por méritos propios gracias a la sexta posición en la liga 80-81. Con el técnico que mas temporadas ha dirigido al CB Valladolid, Mario Pesquera, en el banco, el equipo seguía contando con Nate Davis como referente y además de Seara, Puente o Morty, se contaba con Llano y Toño Martín con mucha más experiencia. Se fichó también a Pera y al sobrio Pepe Alonso, que tenía la difícil misión de hacer olvidar a Cabrera. Además los vallisoletanos volvieron a contratar un segundo foráneo. Se trataba de un ala-pívot blanco de nacionalidad estadounidense y 2.03 de estatura llamado Dick Miller, con buenas referencias por su capacidad anotadora y reboteadora y que tristemente también nos ha dejado, en su caso hace escasas fechas, aportando un nombre mas a la lista de ilustres fallecidos ex morados que jugaban en la posición de cuatro como Mike Schlegel, Devin Gray o Dyron Nix.   

 

Se mantenía la denominación de Miñón y esta vez para alcanzar la liguilla, sólo hubo que eliminar en octavos de final al Maes Pils Malinas. En Huerta del Rey el 4 de noviembre de 1981, el CB Valladolid realizó una buena actuación en defensa y gracias al acierto de Puente, que acribilló a los belgas con 32 tantos mas otros 20 que anotó Seara, se impuso por 21, dejando muy encarrilada la eliminatoria. La derrota en Malinas, 78-71 (37-39 en el intermedio), no impidió que los pucelanos estuvieran en el sorteo de la siguiente fase y les correspondiese el Grupo C. Nuevamente en el camino un yugoslavo y un italiano, junto a unos húngaros que serían meros comparsas.

 

El primer partido de la liguilla tuvo lugar en la antigua Yugoslavia el 9 de diciembre de 1981. El rival era el Sibenka de Sibenik en cuya nómina estaba ya un tal Drazen Petrovic, aunque el que fuera base-escolta NBA y ex Cibona y Real Madrid, no jugó contra los vallisoletanos. Consciente del poco margen para el error que daba la Korac, ya que nuevamente sólo el primero de cada grupo obtenía el pase a semifinales, Sibenik de la mano de su fantástico base Srecko Jaric (26 puntos) y del pívot Branko Macura (23), no dio opción a los morados que se basaron en el tridente Puente (19)-Miller (17)-Davis (14) para tratar de plantar cara, aunque al final perdieran por dieciséis tantos.

 

En la segunda cita se sucedieron los infortunios. A la fractura en la mano derecha que Puente se produjo en este partido y que le tuvo dos meses KO, se unió la noticia que llegaba ese mismo día desde tierras estadounidenses. El fallecimiento de Robert Davis, uno de los hermanos de Nate. Miñón jugaba en Italia donde el Acqua Fabia Sebastiani salió a morder para refrendar su victoria de la primera jornada en Budapest. Trece abajo, mas de cien tantos en contra y el sueño de llegar a las semifinales que se esfumaba. Davis (27) y Miller (26) anotaron entre ambos mas de la mitad de los puntos vallisoletanos en el Palaloniano. La pareja de americanos de Rieti, el pívot Willie Sojourner (30) y el cuatro Tony Zeno (36), fueron una pesadilla para los de Pesquera.

 

De regreso a Huerta del Rey tras el parón de un mes en la competición por la Navidad, visita del Vasas con la esperanza pucelana de estrenarse a pesar de la sensible ausencia de Puente. Durante los 20 minutos iniciales los visitantes demostraron que no lo iban a poner sencillo. Con buena defensa y lucha continua más la actuación del pívot Arpad Losonczy (29), pusieron en jaque a los locales. Los húngaros por 32-39, mandaban al descanso. Pero a partir del minuto 30 llegó la reacción pucelana con Seara (18) y Pera (16), que había tomado los galones del lesionado Puente, de estiletes, acompañados por Davis (13), Miller (11) y Pepe Alonso (12). Así, con sufrimiento, se remontó el partido para acabar ganando de siete.   

 

En la segunda fase, el primero en pasar por Valladolid fue Sibenik. En un espectacular partido, el Miñón se impuso por dieciocho puntos a los yugoslavos levantando el average de la ida. Todo un éxito que volvió a hacer soñar a la afición pucelana con el complicado pase a semifinales. Después de un mal inicio local, 2-12 (min.3), y a pesar de la lesión de Dick Miller, los de Pesquera tomaron la iniciativa a partir del minuto 15 y ya vencían de ocho al descanso, 49-41. A falta de diez minutos para el final Miñón alcanzó los diez de renta y trabajó para superar la diferencia de la ida lo que finalmente logró. A Arturo Fernández Seara con 29 puntos, le acompañaron Davis (24) y Pera (22), que se seguía reivindicado ante la ausencia de Puente. Por los yugoslavos sobresalieron el alero Zivko Ljubojevic (29) y el ala-pívot Nenad Slavica (24).

 

Una semana después las espadas seguían en todo lo alto en este grupo C con Sibenik y Sebastiani con 3 victorias y el CB Valladolid con 2 pero con el average ya en su haber ante los de Faruk Kulenovic. Por ello, un triunfo ante los italianos por más de 13 puntos dejaría las puertas de las históricas semifinales abiertas al Miñón. Pero los vallisoletanos no afrontaban el encuentro en las mejores condiciones. Puente seguía siendo baja. Al madrileño se unían las importantes ausencias de Pera y Toño Martín. Por si fuera poco, Miller, sin recuperarse aún de su lesión anterior, jugó el partido con evidentes signos de cojera. De este modo Acqua Fabia con Zeno (29), Sojourner (27) y el mítico Roberto Brunamonti (16) al frente, apretó desde el inicio y el sueño se esfumó pronto (28-58 al descanso). La intensidad y presión defensiva de los locales en el segundo tiempo mas los 42 puntos de Davis hicieron que la distancia fuera rebajada paulatinamente, pero sin poder concretarse una remontada heroica. Derrota final por nueve, 83-92, y adiós a la hazaña

 

Sabiendo que el todo o nada del grupo se celebraba en Rieti, el Miñón rindió visita al Vasas para acabar con buen sabor de boca su segunda participación en la Korac. En Budapest y a pesar de la nueva lesión de Miller en la primera parte, los pucelanos lograron un triunfo balsámico que no fue sencillo. La reaparición en competición europea de Puente, 35 puntos, fue clave. Junto a él, Seara (17) y Davis (19). Tras caer al descanso 56-46, los castellanos se desperezaron en la recta final del choque para lograr empatar en dos ocasiones, a 70 y a 82, y dar el estacazo definitivo a su oponente, en el que nuevamente el interior Losonczy (24) fue el mejor, en los minutos decisivos hasta imponerse por cuatro. Buena actuación del Miñón que concluía el 3 de febrero de 1982, repitiendo tercera plaza pero con una victoria mas, tres, que superaba las obtenidas la anterior actuación.      

 

En tierras transalpinas, mientras tanto, Acqua Fabia y Sibenik disputaban un encuentro tenso y emocionante que se resolvió en la prórroga. A pesar de ir nueve abajo al descanso (48-39), los yugoslavos terminaron venciendo por cinco en el tiempo extra y se apuntaron el pase a semis, siendo finalmente subcampeones de esa edición de la Korac tras perder la final de Padova (Italia), 90-84, contra el Limoges francés.

 

 

                      RESULTADOS GRUPO C COPA KORAC 81-82
KK Sibenka Sibenik 93-77 Minón Valladolid
Vasas Budapest 66-98 Acqua Fabia Sebastiani Rieti
Acqua Fabia Sebastiana Rieti 196-93 Miñón Valladolid
Vasas Budapest 79-96 KK Sibenka Sibenik
Miñón Valladolid 84-77 Vasas Budapest
KK Sibenka Sibenik 95-94 Acqua Fabia Sebastiani Rieti
Miñón Valladolid 108-90 KK Sibenka Sibenik
Acqua Fabia Sebastiani Rieti 90-75 Vasas Budapest
KK Sibenka Sibenik 107-81 Vasas Budapest
Miñón Valladolid 83-92 Acqua Fabia Sebastiani Rieti
Vasas Budapest 88-92 Miñón Valladolid
Acqua Fabia Sebastiani Rieti 99-104* (prórr.) KK Sibenka Sibenik
Clasificación: Sibenik 5-1; Rieti 4-2; Valladolid 3-3; Vasas 0-6

 

 

LA TERCERA QUE NO PUDO SER

 

Por desgracia en la temporada siguiente, 1982-83, y también ganado por derecho el poder competir en Europa gracias a la histórica cuarta plaza en la liga, la mejor del CB Valladolid en su historia, se debió renunciar a la Copa Korac por razones económicas, habiéndole ya correspondido rival en 1ª Ronda, el Nyon suizo. El motivo de la no participación en competición europea fue el déficit que dejó la anterior presencia, 4.300.000 pesetas, que no se cubrió y se arrastró hacia el siguiente ejercicio, lo que impedía poder afrontar los gastos de una nueva presencia. El club morado debió esperar hasta 1991 para volver a la Korac. Esa edición por fin, sí se lograría disputar una inolvidable semifinal a doble choque, siendo el de vuelta el partido mas importante de la historia del CB Valladolid en Europa, pero esa es una cita que disfrutaremos recordando en el siguiente capítulo.

 

 

Fuentes: Historia del Baloncesto Vallisoletano (Juan Carlos Real Molina, 1998), Fórum Valladolid 1976-2001 (El Mundo Valladolid, 2002), Archivo Histórico FIBA Europe,  Hemeroteca El Mundo Deportivo. 

 

 

 

 

 

Comentarios

Alber6 23/04/2014 21:42 #2
Deseando leer el segundo capítulo!!!
Cetiño 22/04/2014 11:43 #1
Muchas gracias por estos caminares instructivos por la gran historia del baloncesto, y del baloncesto en Pucela.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: