Siluetasalvahernandez copia original

Desde mis pedales

Salva Hernández
Blog personal de Salva Hernández sobre el mundo del ciclismo, rutas, técnicas, consejos, etc...

El Camino del Cid (III)

Después de pasar noche en San Esteban de Gormaz, nos preparamos para afrontar la última etapa de esta Ruta del Cid por territorio castellanoleonés. Será la etapa mas larga de nuestro particular camino en homenaje a Rodrigo de Vivar. Esta epapa supera los 130 kms recorriendo de oeste a este parte de la provincia de Soria para virar al sur en el último tramo buscando la localidad de Miedes de Atienza, ya en la provincia de Guadalajara.

Iniciaremos esta última etapa haciendo un bucle en el recorrido, ya que saldremos de San Esteban para visitar Langa de Duero, donde existe una de las fortalezas que el rey Alfonso VI entregó al Cid tras, debido a las circustancias políticas, haberle perdonado en 1086, y volver a San Esteban pasando primero por Castillejo de Robledo, donde, según el Cantar, las hijas del Cid sufrieron la afrenta a manos de sus maridos los Infantes de Carrión, y después por Valdanzo, donde aun se conservan los mosaicos de la antigua villa romana.

 

Tras pasar por Miño de San Esteban y Aldea de San Esteban y cruzar de nuevo San Esteban de Gormaz, llegamos a Alcubilla del Marqués, lugar donde el Cantar del Mio Cid señalaba el final de Castilla, cosa que podía ser así en aquella época debido a las continuas batallas entre Cristianos y Musulmanes situándose las fronteras, dependiendo de los vencedores de las batallas unas veces aquí, otras mas allá.

 

Seguimos ruta llegando a la antigua ciudad celtíbera y después romana de Uxama, lo que hoy conocemos como El Burgo de Osma, con el castillo, o mejor dicho, las ruinas recibiendonos desde lontananza. Seguimos camino, y tras cruzar el Duero en Navapalos, tal y como lo hizo también el Cid, llegamos a Gormaz, de donde fue alcaide el Cid y donde protagonizó una dura batalla contra los musulmanes cuando, en 1081, estos atacaron las aldeas cercanas al castillo de Gormaz, el Cid, como represalia emprendió batalla contra las huestes musulmanas sin pedir permiso a su rey, Alfonso VI, lo que provocó el primer destierro del Cid, ese mismo año 1081.

 

Nuestra marcha nos lleva tras dejar atrás Gormaz, por Quintanas de Gormaz, Berlanga de Duero y otros pequeños pueblos sorianos, como Retortillo de Soria con su recinto medieval amurallado para llegar a Miedes de Atienza, ya en Guadalajara donde pondremos fin a nuestro camino del Cid.

 

Estamos ya inmersos en la Sierra de Pela, y como consecuencia de ello la dureza en nuestra ruta se acrecenta. Dice el Cantar del Mio Cid, que tras nueve días de cabalgadura desde que salieron de Vivar, vinieron a acampar una noche en Miedes. Nosotros haremos lo mismo y a la vez pondremos fin a nuestro viaje junto a la Peña del Cid, que es el lugar donde se dice que acampó. Han sido tres días de recorrido tras los pasos de Rodrigo Diaz de Vivar. Como el Cid Campeador hemos sufrido también los rigores, en nuestro caso, del verano castellano, pero la belleza de los parajes por los que hemos transitado, la cantidad de historia que se impregna tras cada fortaleza en ruinas, tras cada castillo, tras cada tradición, tras cada leyenda, han merecido la pena. Nosotros no ibamos hacia el destierro, nuestra ruta cicloturista es exclusivamente con el fin de disfrutar, pero en mas de una ocasión hemos pensado en el Cid Campeador y en su historia, sea leyenda o realidad.

@desdemispedales

Comentarios

pedro hernandez 20/07/2013 02:05 #1
me encanta como lo relatas !! fantástico¡¡

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: