Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

Y vuelta Martín al torno

Otra vez con las pensiones en candelero, ahora dicen los del Psoe que si ganan las elecciones van a crear un impuesto para el mantenimiento del sistema. Nos han fastidiado estos lumbreras, tío, hay cosas que son de Perogrullo, si cada vez hay más pensionistas por trabajador y más trabajadores con sueldos más bajos, difícilmente se puede sostener el sistema con las cotizaciones sociales, así que de donde tiene que salir el dinero, pues del presupuesto, y de donde se nutre el presupuesto, pues de los impuestos, así que no creo que a nadie le quede duda alguna de que habrá que crear un nuevo gravamen si queremos mantener el sistema, o bien aumentar los existentes, que al final igual me da que me da lo mismo, y mucho me temo que puede que además haya reducción de pensiones.


Claro que en imaginación no le van a la zaga los del PP, que dice Rajoy, el que antes decía lo mismo, el caso es llevar la contraria, pues ahora dice que no, que de aumentar impuestos nanay, que eso es un disparate, que lo que hay que hacer es crear empleo, nos ha jodido el agudo, y si sabes cómo hacerlo ¿por qué no lo has hecho en estos cuatro años largos, creando empleo de calidad y no haciendo de un puesto de trabajo bien pagado dos o tres de 600 euros mes?, así de paso no necesitaríamos recortes, disminuiríamos el déficit y la deuda pública, y hasta podríamos prescindir de Cruz Roja y de Cáritas y puede que hacerle algún que otro pequeño corte de mangas a Bruselas. Anda que contando estás milongas vais a ganar muchos votos.


En esto de las pensiones, al igual que en muchas otras cosas, nos cuelan cada trola que dios tirita, porque vamos a ver, el problema estará en el sistema empleado para su mantenimiento, no en la falta de recursos, si es cierto que ahora estamos en poco más de dos trabajadores cotizantes por cada pensionista, probablemente sean menos los que en realidad aporten, también es cierto que la productividad por trabajador ha aumentado hasta límites inimaginables hace poco más de 50 años, vamos antes de ayer como quien dice, y voy a poner algunos ejemplos de los muchos que se dan.


Hace poco más de 50 años se necesitaba un avión, dos pilotos, dos azafatas y seis horas de vuelo para transportar a 50 pasajeros de Madrid a Tenerife, hoy con el mismo personal, si acaso un par de azafatas más, y un Airbus, se pone a 500 viajeros en Nueva York en el mismo tiempo, cierto que hace falta más gente para fabricar un Airbus de 500 plazas que un cuatrimotor de hélice, pero seguro que los nuevos métodos de construcción y ensamblaje hacen que el factor humano empleado por pasajero a transportar se reduzca bastante en favor del avión más grande y más rápido.


Otro ejemplo, hace también poco más de 50 años, para labrar una hectárea de terreno hacían falta tres pares de bueyes, tres tíos y una jornada que superaba ampliamente las ocho horas, hoy ese trabajo se le hace un agricultor sentado en la cabina de su tractor con aire acondicionado, en poco más de media hora, y aquí si que estoy seguro de que mantener 100 bueyes o más, necesarios para hacer el trabajo de un tractor, sale bastante más caro que la fabricación y el mantenimiento del tractor, con el añadido de que los bueyes rascuñaban la tierra y el tractor labra en condiciones, lo que supone multiplicar las producciones por varios enteros y en algún caso de dos cifras, lo que no siempre redunda en beneficio del productor, aquello de que “por mucho pan nunca es mal año” pasó a la historia, se dan situaciones en las cuales cuanto más produzcas más te hundes, y sino que se lo pregunten hoy a los ganaderos de leche, que por producir por encima de la demanda se están buscando la ruina.


Un último ejemplo y en este estamos casi todos, Vd. amigo lector, al igual que yo, trabajará al menos con un banco para que le ingresen la nómina o la pensión, le paguen sus deudores y pague Vd. a sus acreedores mediante ingreso en cuenta, tendrá domiciliados los recibos de la luz, el agua, el IBI y otros impuestos y tasas del Ayuntamiento de su pueblo, los impuestos autonómicos y estatales, etc. etc.; yo antes iba por la sucursal con bastante frecuencia, a meter dinero, a sacarlo, a pagar algún que otro recibo, a que me pusieran la cartilla al día y hasta a charlar con otros clientes que andaban por allí, pues bien, ahora se pasan hasta meses que no piso, y cuando lo hago voy a sacar los euros que me hacen falta para los pequeños gastos y pocos porque ya me he acostumbrado a operar casi todo con la tarjeta, y cuando voy me atiende una máquina, el resto de las operaciones me las hago yo solito desde casa con el internet, hasta me cobro las comisiones que le pago al banco, y ¿qué pasa con esto?, pues muy sencillo, el Santander y el Ceiss van a cerrar tropecientas o tropemil oficinas y mandar a tropemil empleados a engrosar las listas del paro, por el método de las jubilaciones anticipadas (mas pensionistas), por bajas incentivadas, voluntarias o por el artículo treinta y tres y esto para empezar, porque anda, que no queda morena que rondar, estamos empezando con la banca, así que van a quedar cuatro oficinas y en cada una de ellas el personal estará compuesto por el vigilante y un empleado, que digo yo, por lo menos uno tendrá que haber, aunque igual el empleado hace de vigilante y nos ahorramos un sueldo, director de oficina no, ¿para qué?, estará en la central y si alguien necesita hablar con él ya le conectarán por video conferencia.


Está muy generalizada la creencia, sobre todo entre jóvenes con trabajo, que ya es suerte ser joven y tener empleo en este país, que de su salario le retraen un dinero para pagar a un pensionista, se muestran indignados y hasta echan en cara al pensionista que él le paga la pensión, alguien debería explicar a estas criaturas que él lo que se supone está haciendo es una aportación para que cuando llegue a la edad de jubilación, que llegara si no le cuesta la vida, pueda el también cobrar una pensión, que deberá estar en consonancia con lo que ha aportado, que el jubilado está recibiendo lo que aporto probablemente durante cuarenta o más años de vida laboral, ese es su derecho y negárselo sería robarle, si ahora no hay dinero es porque unos gobiernos ineptos por no hacer bien los cálculos, despilfarradores o consentidores de otras cosas peores, se han gastado el dinero en lo que no debían y ahora las aportaciones son insuficientes para mantener un sistema piramidal, si en eso lo han convertido, móntese Vd. un negocio semejante y verá lo que le pasa.


Se denomina a los pensionistas como clase pasiva o sector improductivo, entre otros apelativos que me parecen tremendamente injustos, algunos improductivos habrá, porque yo conozco a otros que por la mañanita pronto tienen que llevar a sus nietos a la guardería o al colegio y después ir a recogerlos, darles la comida, la merienda y cuidarlos hasta que su hijo y su nuera vuelvan de unos trabajos donde uno no alcanza un salario de 1.000 euros y el otro no llega a 600, con lo que les resulta imposible pagar al alquiler o la hipoteca de su vivienda y llegar a fin de mes haciendo frente a todos los gastos, de forma que ahí tienes al pensionista detrayendo parte de su pensión para echarles una mano, si eso no es producir, a mí que me lo expliquen.


Y para terminar, eso de que el sistema no es sostenible es otra falacia más de nuestros políticos, nunca en la historia de la humanidad se ha dispuesto de tal abundancia de recursos, al menos para los que hemos tenido la suerte de no nacer en el tercer mundo, lo que falla es el sistema de reparto, y ojo, por si alguien está pensando, ya está, ya nos salió otro comunista, de eso nada, yo no voy por ahí, tengo edad y creo haber leído lo suficiente para que no me la den con queso, tengo muy claro que quien más aporte debe recibir más, lo que pasa es que comprobamos a diario que esto no sucede, no son los médicos o los científicos eminentes los mejor remunerados, ni los buenos investigadores, ni los arquitectos que proyectan edificios de servicios o viviendas de calidad y a coste razonable, sino los que te hacen un mamotreto de 300 plantas o un edificio de la guerra de las galaxias al lado de un puente romano o del Arco del Alcázar, para no ir más lejos, los que hunden cajas de ahorros y empresas de todo tipo que debemos reflotar entre todos, se van con los riñones bien cubiertos, con un dinero que evidentemente no se han ganado, o aquellos que abusando de su cargo público y traicionando a sus electores, recalifican terrenos y después se llevan el 20% de lo construido y de todas las obras públicas, además en negro, por supuesto, y muchas veces fuera del país, si ya sé que algunos están en la cárcel, pero pocos, y de devolver lo afanado, que es lo que más interesa, nada de nada, es más, algunos lo disfrutan delante de nuestras narices y nadie lo remedia. Justicia ¿dónde estás?..


Estoy totalmente de acuerdo en que no se puede ir contra el progreso, lo que pasa es que estamos progresando tanto y tan de prisa, que la locomotora se ha dejado atrás los vagones y habrá que ponerle remedio, el progreso aporta muchas ventajas, pero si socialmente no damos solución a los problemas que también nos crea, puede que el disfrute sea amargo. Sociólogos y doctores tiene la iglesia, a trabajar.

Comentarios

Miguel Luis 22/05/2016 16:44 #1
Te sigo y me agradan tus crónicas .

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: