Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

La leche, rebrote de la crisis

Otra vez, y hablamos de rebrote porque la leche de vaca lleva en crisis desde el año 2008, que creo que fue el último en el que los ganaderos vendieron a buen precio, parece ser que la aparición de la crisis del sector coincidió con el inicio la crisis que afectó a todo el país, o mejor dicho con su reconocimiento, porque ya llevábamos tiempo en decadencia a pesar de que el Sr. Zapatero negara como un poseso lo que la mayoría veíamos.


Hablamos de rebrote, porque es la enésima vez que nos topamos con el anuncio de ruina del sector, creo que el último rebrote fue hace unos seis meses, ya es que los ciclos ni tan siquiera respetan el año, aparentemente se tomaron medidas y se vio algún resultado, o se creyó ver, más bien debió ser una ilusión por lo que ha durado la alegría, si es que se toman unas medidas y se llega a unos acuerdos que son de risa, algunos no han abandonado la mesa y ya tienen claro que no piensan cumplir. Ahora, como de costumbre, se crean y convocan con carácter de urgencia las mesas sectoriales para hacer lo mismo de siempre, llegar a unos acuerdos y proponer unas medidas que no van a servir para nada o para poco.


Ruina del sector?, no voy a decir que no sea cierto que las explotaciones familiares las estén pasando canutas, pero no se entiende que, en nuestra comunidad autónoma, para no ir más lejos, habiendo abandonado la actividad unos 100 ganaderos en el último año y con unos precios ruinosos, sin embargo la producción ha aumentado en un cinco por ciento, hay otros datos que hablan de hasta un siete, y eso sin computar la leche fuera de control, que seguro ha aumentado más, como suele suceder en épocas difíciles, a nivel nacional ha sucedido lo mismo, ¿no contradice esto la ley de la oferta y la demanda y todas las leyes del mercado y la lógica habidas y por haber?.


Desde mi punto de vista es una barrabasada lo que le están haciendo a los ganaderos, y todo justificándolo con el respeto al libre mercado, mercado sí, ¿pero libre?, mire Vd., cuando el mercado funciona contradiciendo sus leyes y la lógica, es porque alguien hace trampas, y no voy a decir que los ganaderos no sean tramposos, que lo son, trampas que para su desgracia se vuelven en su contra, pero cuando se hacen trampas desde una situación de debilidad y para subsistir no es lo mismo que cuando se hacen para llenar más la buchaca, y mucho menos si quien las hace tiene a los demás bajo la suela de su zapato y no le importa pasarse por el forro eso de las buenas prácticas, la responsabilidad social corporativa y todo aquello que nos cuentan y que al final, al menos para ellos, son zarandajas cuando se trata de llenar más la faltriquera.


Y como ya hemos mentado la bicha, multinacional que tiene una facturación que supera el presupuesto de la Comunidad de Castilla y León y que por si acaso alguien todavía no sabe a quién me refiero, ha anunciado el cierre de su planta en Valladolid, otra desgracia añadida en nuestra región a la común del país.


Comprendo que el Sr. Herrera y el Sr. Puente estén enfadados, pero no me parecen acertadas sus declaraciones, decir que hay alguien de la región interesado en la planta no se lo cree nadie, eso solo es posible si en la operación de venta se incluye algún paquete de medidas que siempre suelen conllevar el aporte económico de la Junta y que suelen ser un parche que dura mientras dura la pasta, además de que a la actual propietaria tampoco se la puede obligar a vender si no quiere, si es una putada que desmantelen la planta y dejen un solar, pero están en su derecho si cumplen las leyes, es suya. En cuanto al Sr. alcalde, eso de hablar de boicot no está bien, una cosa es aconsejar a los consumidores que compren leche producida y envasada en Castilla y León y otra muy diferente aconsejar que se margine a alguien, si ese alguien respeta la ley en sus actuaciones debe ser respetado, Vds. pertenecen a la clase política, la que legisla y administra la nación, cambien las leyes y dificulten que ciertas cosas puedan suceder, no se puede obligar a ninguna empresa que no viole la ley y que no olvidemos, su objeto y puede que hasta su obligación sea ganar dinero, a que pague por un producto 34 ctm/litro cuando lo puede comprar a 17, ni que renuncie a tomar decisiones que mejoren su cuenta de resultados aunque perjudiquen a terceros, solucionen Vds. eso y verán como mejora la situación, si, también hay que comprender que resulta difícil tomar medidas cuando se trata de embridar a quien puede quitar y poner ministros, o utilizar métodos, que pueden ser legales, pero de dudosa moralidad y muy efectivos, de otros métodos no hablemos.


¿Cómo puede ser que empresas lácteas puedan importar leche a 18 ctm/l y que eso no oculte actuaciones, vamos a calificarlas benévolamente de turbias, y que no se pueda evitar, ya no son solo los franceses, manda narices que hasta los portugueses las cantidades que nos envian, si no le damos solución corremos el riesgo de que desaparezca un sector que mantiene muchas familias, el siguiente paso será que nos traerán directamente el producto terminado destruyendo también el tejido industrial, siguiendo el camino de la industria del tejido, del calzado, del pequeño comercio, etc, ¿en que nos convertiremos?, ¿en parásitos?, pues nos tratarán como a tales.


¿Cómo lo harán?, pues no creo que sea tan difícil enterarse, es más lo sabemos, así que empleemos los mismos métodos hasta que nos calentemos todos al brasero, los franceses son especialistas en nadar y guardar la ropa, a veces ni siquiera se molestan en aparentar, como ejemplo basta comprobar que directamente nos queman camiones bajo la vigilancia y el amparo de los gendarmes, aquí si alguno vacía una cisterna tiene bastante probabilidades de que le den un buen disgusto.


Las noticias asustan, anuncian prácticamente la catástrofe para muchos ganaderos de vacuno de leche a partir del día uno, vaya todo mi apoyo y afecto a quien se ha embarcado en una empresa endeudándose muchas veces hasta las cejas para procurarse un medio de vida, pensando incluso en poder transmitírsela a sus hijos y que ahora se ve hundido y abandonado porque nadie le recoge la leche, esperemos que se haga algo para echarles una mano, no debería ser tan difícil cuando producimos seis millones de toneladas de leche de vaca y consumimos nueve, la Unión Europea nos castigó con las cuotas limitándonos la producción y ahora que desaparecen nos hace un dumping de escándalo, ¿no debería tener los problemas y reducir su producción quien consume doce millones y produce veinticuatro?, al final somos los pagafantas de la Unión.


No tienen Vds. la sensación de que el funcionamiento de la Comunidad Europea últimamente está empeorando a una velocidad que asusta, vamos a dejar al margen otras cosas que están sucediendo y que claman al cielo, pero yo creo que si no se actúa con mejor criterio para hacernos de verdad más iguales, puede tener los días contados una unión donde no se armonizan, entre otras, las leyes fiscales y laborales para uniformar el mercado y evitar ventajas y desventajas en cuanto a competitividad. Un ejemplo clarísimo que estos días es noticia es el cierre de gasolineras en la frontera portuguesa por la diferencia de precio del combustible con España, único vecino terrestre, del que por cierto opinan que “Nem Bom Vento Nem Bom Casamento”, apela el Sr. Manuel Caldeira Cabral, ministro de Economía para más señas, al patriotismo de los portugueses para que reposten en Portugal y no paguen los impuestos en España, no es el caso, pero ¿y de la leche que nos tragamos qué?, que este señor diga a las empresas de transporte portuguesas que consuman el gasóleo portugués cuando la diferencia en precio está entre 20 y 30 ctm/l es que le viene al pelo el apellido, tiene que estar como una cabra para no callarse, todo el mundo sabe lo que pasa si se escupe contra el viento, con lo fácil que sería bajar los impuestos y que las gasolineras portuguesas vendieran al mismo precio que las españolas, y no me diga que necesitan el dinero, eso ya lo sé, pero me temo que, como muchas veces se ha comprobado, un aumento de impuestos puede reducir la recaudación, este caso es de libro, ni siquiera tienen que defraudar para pagar menos, y no solamente pierden los impuestos, hunden un sector en beneficio de extranjeros, como nosotros con los franceses, aunque sean también europeos. En fin, que en España los gasolineros den algo a los ganaderos para compensar, aunque me temo que voluntariamente tampoco van a estar por la labor.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: