Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

Justicia lenta, segura, libre e independiente

Que poco dura la alegría en casa del pobre, si porque la impresión general de la ciudadanía es que andamos pobres de justicia, pero hete aquí que un juez llamado Elpidio mete en la cárcel a, como mínimo, un mal gestor, aunque sea por poco tiempo, y ahora resulta que este juez no es trigo limpio, parece ser que está expedientado por dos faltas muy graves y otra grave y que puede acabar en la puñetera calle, lo curioso es que una de las faltas muy graves es su retraso injustificado en la tramitación de los procedimientos y la otra, falta de motivación de sus resoluciones, vamos, para que lo entendamos, que es un poco vago y no hace bien su trabajo, coño, pues si esto se lo aplicaran a más de uno, que yo me sé, nos podíamos ahorrar un dinerito en inútiles y no quiero decir quienes porque luego la gente se enfada.

 

La verdad es que este juez da una imagen de estar algo piradillo, pero quien sabe, a lo mejor ahora que está en el candelero tiene más cuidado y hasta se reforma, y en todo caso a ver si va a resultar que empieza la intervención divina de la justicia, ya lo dijo nuestra paisana Santa Teresa, que Dios escribe derecho con los renglones torcidos, así que dejadle, total si el Consejo lleva detrás de él desde el 94 y todavía sigue donde está, me parece que a más de uno se le podía aplicar la misma medicina, y no me digan que la gente no está en su derecho al pensar que no es casualidad que este juez meta en la cárcel a Blesa y al día siguiente publiquen su expediente, vamos que si no se mete con Blesa podía haber seguido causando estragos y los justiciables pobres que les parta un rayo, esto más bien suena a lo que parece.

 

A otro que han puesto a caer de un burro ha sido al juez Castro, por no hablar de las amenazas del Sr. Moliner de expedientar a la juez Alaya, manda narices, que el presidente del supremo se signifique de esta manera. Mas que le pese a más de uno, hay muchísimos ciudadanos que piensan que jueces como Castro y Alaya son los que hacen falta, por lo menos intentan hacer justicia y parecen honrados y limpios, al menos hasta ahora, porque intentarlo lo han intentado y aún no han conseguido manchar su reputación, pero quien sabe quizá mañana saquen algo, real o inventado, porque aquí ya y con estas luchas más de uno puede que tenga que comerse con patatas pasado mañana lo que acaba de decir hoy, pero bueno, a eso también nos acostumbramos.

 

Y para rematar oímos al Sr. Roca decir que debemos dejar que la justicia actúe con libertad e independencia, pero hombre de dios, ya dijimos la semana pasada que la justicia era lenta pero segura, a quien se le iba a ocurrir que no fuera libre e independiente, a ver si va a ser que de los cuatro atributos mencionados solamente estamos seguros de que cumple uno, y no precisamente el mejor de todos ellos. En fin, ya sabemos que la justicia es lenta, segura libre e independiente, y además igual para todos, hay que fastidiarse. Paciencia nos de Dios, si es que, pues eso que es que.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: