Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

Es bonita la nieve

Con lo bonita que es la nieve y hay que ver lo que protesta la gente, yo no lo entiendo, bueno sí, estamos tan soliviantados que todo vale con tal de meterse con el alcalde, ya se sabe, que no nieva, culpa del alcalde, algo tendrá que ver con lo del cambio climático, que nieva pues también a por el alcalde porque no se limpian las calles, si es que ya se sabe, siempre culpa del gobierno.

 

No entiendo la manía del personal, hay gente que pide que quiten la nieve antes de que caiga, manda narices, con lo bonita que es, si es que coges el vertedero más inmundo, le pones encima 20 cm. de nieve y queda precioso, vamos, que le colocas una cabaña, unas ovejas y algún camello y te queda un belén de primera, yo preferiría que la nieve no se quitase, ni se la echase sal, que no deja de ser otra porquería, total para cuatro días que nieva se equipa uno con una buena ropa de abrigo y un buen calzado con suela de relieve que evite los resbalones, para los coches hay cadenas y neumáticos de invierno, y a disfrutar, pero veo que hay gente que no piensa lo mismo, así que si son muchos será que no llevo razón, pues nada, que la quiten, y que el ayuntamiento tenga una buena brigada de operarios y máquinas para quitar la nieve cuatro días al año, así podremos criticarlos por la cantidad de gente que tienen y que nos suban los impuestos para mantenerlos.

 

Algunos preferirían que no nevara nunca, les falta cultura, no conocen el refranero, eso de que año de nieves año de bienes y que con nieve en enero no hay año austero ni fulero, así que este año como ha nevado en enero nos va a ir bien, sobre el segundo refrán tengo alguna duda, estoy de acuerdo con lo de que no será un año austero, no solo porque nieve sino porque además tenemos elecciones, nos vamos a pasar el año como en el juego de la OCA, de urna en urna y voto porque me toca, el que quiera claro, así que es de esperar que los políticos procurarán tenernos más contentos y nos apretarán un poco menos las tuercas vía impuestos y recortes para que les votemos, lo segundo no me cuadra, porque anda que no nos van a contar milongas, en fin, el refrán se referirá a otra cosa.

 

Como todo, la nieve también tiene además de ventajas algún inconveniente más que el frio y las caídas, sin ir más lejos, el otro día crucé por el parque de San Antonio, probablemente el mejor de la ciudad, cubierto de nieve, con los excrementos de los pájaros tapados y sin olor, era una gozada pasear, a pesar del frio, pero mira por donde me fijo en que abundan una serie de manchas amarillas sobre la nieve, inmediatamente recordé la escena de la película de Torrente donde aparecían Santiago Segura y Gabino Diego en la piscina en la que se había añadido al agua un producto que delataba a los meones, soy tolerante y aunque creo que los paseantes de perros infringen unas cuantas normas, no me importa que los perros correteen sueltos por el parque, sobre todo si son caniches, pero tengo que confesar que si se me acerca algún animalito de 40 kilos suelto y sin bozal, que los hay, aunque sea con intenciones de jugar, me asalta alguna duda, evidentemente los perritos no van a disfrutar igual del paseo sujetos con una correa, pero quizá se debería procurar que hicieran sus necesidades fuera de las zonas peatonales, está claro que como en todos los colectivos, en el de los dueños de perros también hay gente que no está a la altura.

 

Otra historia es la de los excrementos de los pájaros, que hacen que renuncies a pasear por el parque para no aguantar los olores y mantener limpias las suelas, yo sé cómo lo solucionaría, pero no lo voy a decir por aquella chorrada de lo políticamente correcto y porque me advierten de que me puede caer encima una sarta de improperios que no me recupero en un año. Así que nada, que se siga gastando el ayuntamiento unos cuantos miles de euros para que tiren petardos y pongan unos altavoces gritones a los que los tordos hace tiempo que se acostumbraron y parece que les suena a música celestial, no tanto a los humanos, este verano estaba en una terraza y en la mesa de al lado había una señora disfrutando de su cerveza y aperitivo cuando sonó el primer petardazo, la señora se pegó tal susto que casi se traga el tenedor, yo la tranquilicé informándola de que no se trataba de ningún atentado, que estaban espantando pájaros, menos mal que no se tragó el tenedor que si no, ya se sabe, culpa del alcalde.

Comentarios

una 27/01/2015 22:45 #1
Como se nota que tu trabajas poco sino no dirías las tonterías que dices . Cuando pegaras un resbalón y te rompieras la cadera seguro que cambiabas de opinión. Ni calzado ni cadenas y otra cosa para quitar la nieve no se contrata a nadie para eso están los operarios del ayuntamiento que estos días no se podan arboles ni se arreglan aceras pero si que desayunamos mas de dos horas en algún bar para no pasar frío y ver que bonita es la nieve y reírse del vecino que como puede sale de su casa a comprar el pan y se cae. Hay es donde tiene la culpa el equipo de gobierno del ayuntamiento. Y usted antes de decir tonterías informe se un poco que seguro que cambiaba de opinión.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: