Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

El canal pinta mal y Felipe desvaría

Parecía que con la visita de la Ministra de Fomento a Panamá se había conseguido encauzar la negociación en el conflicto entre la ACP y el GUPC, así nos lo contaron, pero la alegría duró poco, las noticias posteriores apuntan a un empeoramiento de las posibilidades de llegar a un acuerdo, así que mucho nos tememos que el asunto puede acabar como el rosario de la aurora y que la celebración del Centenario del canal se convierta para Panamá en un fiasco, o para los españoles en una nueva carga a subsanar mediante recortes y aumento de impuestos, probablemente las dos cosas.

 

No se entiende muy bien porqué ha ido la ministra española a solucionar el entuerto y sin embargo no ha aparecido ninguna autoridad italiana cuando en principio la implicación es la misma, o más la italiana ya que ellos suministran las compuertas para las esclusas, ¿qué trabajo se ha proporcionado a empresas españolas?, solamente faltaba que empresas españolas hayan realizado labores en el canal subcontratadas por SACYR y que no hayan cobrado, práctica que parece estar bastante extendida.

 

 

De momento el asunto se puede llevar por delante a CESCE, que creo que ya está en venta, pero para que alguien la compre vamos a tener que hacer lo que aquel comerciante que para vender los peines metía en cada paquete un billete de 5 euros y los vendía a 3 y aun así las pasaba canutas para que alguien le comprara, y no me digan que digo barbaridades, ejemplos hay, ahora está en candelero la venta del Banco CEIS, y el señor Medel pide mas dinero para comprarlo que lo que va a pagar por él, ¿o no?, ¿y cómo se entiende que vaya a salirse con la suya?.

 

 

Si, como dice el refrán, al menos esto sirviera para recuperar algo aprendiendo de lo perdido, pero me temo que tampoco será así. Algún síntoma hay, fomento paraliza los contratos del AVE de Extremadura y Ana Pastor justifica investigar las ofertas, si es que somos como somos, tanto en el solar patrio como en el extranjero, vamos que si reunimos en la plaza del pueblo a todos los sacyreres y semejantes dejamos el patio de Monipodio convertido en una reunión de seguidores de la doctrina de la Madre Teresa de Calcuta, y lo malo es que parece como si aquí el papel de Monipodio lo ejerciera el gobierno.

 

 

El Sr. González anuncia en el acto de presentación de su libro, que por supuesto yo no pienso comprar, que dejará el Consejo de Administración de Gas Natural, y dice que no por incompatibilidad sino por aburrimiento, de lo de la incompatibilidad tenemos la culpa quienes votamos a unos dirigentes que tienen como objetivo el abuso del cargo en beneficio propio, pero lo del aburrimiento no demuestra ni más ni menos que no tiene vergüenza.

 

¿Cómo se puede decir que se deja por aburrimiento un trabajo que te aporta 126.000 euros anuales sin rascar bola en un país con 6.000.000 de parados, muchos de ellos sin prestación?, bueno, si se puede, cuando se ingresa mucho más dando una patada a un bote, o asesorando a empresas con sede en esas islas que acumulan el mayor capital robado en el planeta, el mismo también lo dice, algo debe saber.

 

El Sr. González desvaría, seguramente lo soltó sin pensar, no puede ser que se ría de nosotros tan descaradamente y casi nos escupa, prefiero pensar que ha sido un lapsus, a cualquiera le puede pasar. Si al menos sirviera para que otros, que no son pocos, siguieran su ejemplo abandonando todos los consejos y asesorías de eléctricas, petroleras, gaseras, telefónicas, etc. y por supuesto que las vacantes se quedaran sin ocupar ya que el otorgamiento de esos puestos está claro que se utiliza para pagar favores recibidos, y que si aportan algo es la utilización de sus contactos para, entre otras cosas, subirnos la tarifa, con lo cual pagamos dos veces.

 

Podrían utilizar el ahorro para bajarnos el precio de los servicios que nos prestan, yo si eso supone un ahorro de más de un euro al año lo quiero, bueno y si es menos también.

 

Bien pensado, es mejor que el abandono del puesto se deba efectivamente al aburrimiento y al desprecio de un dinero que no le hace falta, porque como sea que se barrunta que con las gaseras vamos a tener el mismo baile que con las eléctricas, al fin y al cabo son las mismas, ya podemos darnos por fastidiados una vez más, ¿y van?.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: