Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

Desaforados y exonerados

Desaforados y exonerados, dos palabras de actualidad que me alegran la semana. O sea, que dice el Sr Gallardón que hay que desaforar a tropecientos mil y dejarlos en 22, bueno, a mí me salen unos treinta y la verdad es que me sobran por lo menos 20 que había que desaforar y de paso exonerar, es decir mandarlos a la calle.


No se crean que soy tan tondo como para creérmelo, ya han dicho que es muy complicado, que no puede hacerse sin reformar la Constitución, estos se creen que con anunciarlo ya ganar votos para el 2015, no si acojonados están y tienen porque estarlo, pues por mí que la reformen, conozco a uno que donde va a cazar conejos hay tantos que espera a que se pongan en línea para llevarse unos cuantos por delante en cada tiro, y es que dice que un cartucho vale dinero y estamos en crisis, así que nada a reformar la constitución y de paso que dejamos los aforados en una media docena aproximadamente, igual son muchos, nos cargamos más de la mitad de los políticos (en el mismo saco patronalistos, sindicalistos y similares), que el 70 por ciento, además de costarnos un riñón, no nos sirven para nada y encima se dedican a arramplar con todo lo que pueden en beneficio propio, de la familia y de los amigos, con lo cual nos dan por saco varias veces con el mismo cartucho, como mi conocido a los conejos, pero a estos además les pagamos el coste del disparo.


De todas formas les prometo que, si hacen la mitad de lo que nos anuncien antes de las elecciones, yo les voto aun a riesgo de que al mes de los comicios, gane quien gane, lo anulen.


Después me entero que lo de exonerar no va por donde yo creía, así que mi gozo en un pozo, resulta que se refieren a los mangantes arramplones andaluces que se lo han llevado crudo y encima sin tener que molestarse en inventar unas cuantas facturas, y que puedan continuar llenando sus costales a costa del dinero público, así no se las ponían ni a Fernando VII, y ninguno va a la cárcel ipso facto, es decir prisión preventiva en cuanto la guardia civil o la policía los lleve ante el juez, y como medida cautelar el embargo de todos sus bienes, ni fianzas ni hostias, y después al trullo y que las condenas empiecen a contar desde el momento en que devuelvan lo trincado, ¡Ah! que no se puede con las leyes actuales, pues cambiarlas ya, haced algo útil, ¿o es que estáis todos en el grupo del 70 por ciento que no nos servís para nada?, no hombre no, que no es eso, que es peor, seguramente participan en el reparto de la tarta, ¿Quién se va a creer que sean tan …….?, pues eso, se estarán cobrando en efectivo, en especie o en favores, sino como entenderlo.


Es sabido que esto no es de ahora, se lleva haciendo por lo menos treinta años, y no solamente en Andalucía y en Cataluña, lo que pasa es que muchos son tan caraduras y están tan seguros de que no pasa nada, que se mean en la piscina desde lo alto del trampolín sin ningún rubor.


No sé a Vds., pero a mí me resulta imposible votar a cualquier partido que haya gobernado en este país desde el ochenta sin tener la sensación de que con mi voto acepto y justifico la corrupción, va en contra de mis principios, y yo no tengo otros como Groucho Marx, al menos por ahora, ó ¿a ver si va a ser por que no participo en el reparto?.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: