Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

De hemicirco a gallinero

El término hemicirco ha sido bastante utilizado, desde hace tiempo, para referirse al hemiciclo, evidentemente no precisamente con la mejor de las intenciones, pero a veces es que la realidad empuja, sino díganme Vds. que opinan si han visto las imágenes de la llegada de sus señorías a la sesión de constitución del Congreso, es que no ha faltado de nada, había leones, banda de música, ciclistas, y personajes que no faltan en ningún circo que como tal quiera calificarse, que no nombro porque luego hay gente que se enfada, pero los había.

 

Y si estrafalario era el panorama en el exterior, ya dentro, más que el salón de sesiones, aquello parecía el patio de butacas del corral de la pacheca, o mejor dicho, más que el patio de butacas parecía el gallinero, parece difícil que de allí, con lo que hay metido, pueda salir algo bueno.

 

Pudimos ver estampas sin desperdicio, pero entre otras me llamó particularmente la atención la de Bescansa con su niño en el escaño, hay cosas difíciles de comprender, o es tonta de remate, que no creo, pretendía pasarnos por el morro lo bien que saben aprovecharse de privilegios negados al resto de los españoles, que tampoco creo fueran sus intenciones, más bien parece formar parte de una estrategia tendente a degradar el Congreso como primer paso para cargárselo, al menos tal como es ahora, porque vamos a ver, ¿a cuantas madres han visto Vds. llevarse a sus bebes al trabajo?, claro que igual quieren extender su privilegio a todos los mortales, convirtiéndolo en obligación, poniendo así en práctica todas esas chorradas que han dicho para aceptar el cargo, cuando solo tenían que contestar con un sí, lo demás ya lo damos por supuesto, parte de la misma estrategia para convertir la cámara en sabe dios qué. Vayamos acostumbrándonos a cuando acudamos a cualquier oficina, especialmente en las sedes de organismos oficiales, nos reciban las madres con sus hijos en el regazo.

 

Que los medios le hayan dedicado tanta atención a Bescansa y su niño, que parecía lo más importante del acto, ya dice bastante de ellos, de los medios digo, lo que esperan de la cámara recién constituida, o lo que piensan de la audiencia, es decir de Vd,., de mí y de nuestros vecinos. Aunque igual es que creen que la legislatura va a durar poco, no sé qué pensar.

 

Lo mejor de todo ha sido la declaración de Pablo, “YA ERA HORA DE QUE EN EL PARLAMENTO HUBIERA GENTE NORMAL”, nos ha amolao, si él lo dice, porque yo he visto a algún que otro, bueno sin ir más lejos, pero no, en quien estaría yo pensando, a quien se le ocurre, mejor no lo digo, joder que tropa, con semejantes especímenes no necesitamos folklore ni farándula.

 

Parecía que con el nombramiento de la mesa y de Patxi como presidente del Congreso se había iniciado un camino decente, dentro de lo que cabe, para solucionar el desaguisado resultante del resultado, valga la redundancia, del 20D, aunque casi no nos hemos enterado de los nombramientos debido al numerito montado por los poderosos, que no podemitas como algunos los denominan, eso sería antes, pero últimos acontecimientos lo han llevado al traste, si creíamos que con Zapatero ya habíamos quedado servidos, ahora resulta que no, nos ha caído un tal Sánchez que con tal de llegar a reina por un día no le va a importar ponerse su partido por montera y pactar hasta con el diablo si fuera necesario.

 

Una tal Rita Maestre, asalta capillas para más señas, gritaba “arderéis como en el 36”, no muy acertada en la fecha, seria por mantener la rima del pareado. Lo que si sucedió en el 36 fue lo que tiene síntomas de avecinarse, entonces lo llamaron Frente Popular, pero no lo creo, como vamos a tener tan mala suerte. Pobre España si tal sucediera.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: