Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

De desahucios

 
Alguien me dijo hace tiempo que en alguna audiencia se habían dictado sentencias de cárcel por robar bellotas hasta bien avanzados los años 50.

En este país hemos pasado de meter a la gente en la cárcel por robar unas bellotas para comer a que roben la finca entera y el que acabe en la cárcel sea el dueño, por mentiroso, difamador o lo que sea, si se le ocurre poner una denuncia.

Tiene narices que un banco ponga en la calle a alguien por no poder pagar el recibo de la hipoteca, y digo no poder porque todos los casos no son iguales, y que a unos ocupas no los ponga en la calle ni dios, o que esa vivienda desalojada sea ocupada por quien nos imaginamos y no pase nada, ¿no pueden dejar a esas familias que sigan viviendo en ella por lo que puedan pagar?, que además la cuidaran evitando su deterioro por abandono, ya que en la mayoría de los casos quedará vacía o será ocupada por gente que la destrozará.

Yo como no soy experto en derecho no se si esto es culpa de los jueces, de los legisladores, de ambos, o del Sursuncorda, lo que si esta claro es que algo no funciona como debiera, y volvemos a lo mismo, tiene que haber muertos para que reaccionemos, y lo malo es que nos acostumbremos a los muertos y ni eso, que a este paso todo se andará.

Si ahora son capaces de parar los desahucios en cuarenta y ocho horas porque ha habido tres suicidios, ¿a que han esperado después de cientos de miles de desahucios en los últimos cuatro años?, seguro que ha habido cientos de muertos sino miles, lo que pasa que hay muertes que se denominan muerte natural y de natural nada, bastaría analizar someramente las causas para darse cuenta de que no, ahora son capaces y antes no lo han hecho, creo que eso dice muy poco en su favor.

Y otra, ahora tratamos a los bancos hasta de asesinos, no lo serán también los que no han tenido tiempo de modificar una ley de principios del siglo pasado, pero si cada vez que se ha legislado sobre otros temas no solamente han sacado una ley, sino que luego la han multiplicado por diecisiete, una por cada comunidad autónoma, montando así un guirigay que no hay quien se aclare hasta el punto de que, por poner un ejemplo, para un transporte especial había que pedir el mismo permiso en todas aquellas comunidades autónomas que había que atravesar, como si cada uno fuera dueño de las carreteras que pasan por su pueblo, vamos hombre, ¿así puede funcionar una economía?. Está claro que como en el caso de las bellotas, no tenemos término medio. Que pena, vivimos en un país que si hiciéramos las cosas solamente un poquito regular nadaríamos en la abundancia, porque llevamos años empeñados en cargárnoslo entre todos y todavía no lo hemos conseguido.

Y volviendo a los bancos, si esa ley se hubiera modificado de forma que la única garantía de un bien hipotecado fuese el propio bien, mas de un banco se hubiera cuidado muy mucho de no conceder prestamos por el 150 % de su valor, no tendríamos ahora tantos desahucios y hasta probablemente no hubiera existido la burbuja inmobiliaria, casi nada.

Tampoco entiendo ahora esta inquina y estas acusaciones hasta de asesinos a los bancos, cuando algunos de sus dirigentes las han armado mas gordas que Caín y encima se han ido con los riñones bien cubiertos con el dinero de todos y no ha pasado casi nada, será que se lo quieren hacer pagar así, pues yo no estoy de acuerdo, lo que tienen que hacer es exigirles la devolución de lo que se han llevado, y otra cosa, si alguien se cree que esta campaña contra los bancos se produce espontáneamente entre los ciudadanos de a pie, que se olvide y recuerde aquella película de Paco Martínez Soria, “D. Erre que Erre” creo que se titulaba, que como resultado de un atraco y la discusión de si las 300 pesetas cuando se las llevaron los atracadores eran ya o no responsabilidad del banco, lo que acabó con la destitución del director nacional de la entidad y algún iluso se creía que D. Erre que Erre se había cargado al jefazo y luego resultó que los hilos los había movido alguien de mas altura, desde París, igualito que ahora, la gente (David) se cree que se va a cargar a los bancos (Goliat), cuando en realidad otro Goliat mas grande y porque ahora le interesa, haciendo uso de David se va a cargar algún banco, y sino al tiempo.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: