Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

¿Aumentará el autoempleo?

Fátima Báñez, ministra de empleo, ha anunciado que los mayores de 30 años también podrán capitalizar el cien por cien del paro para abrir un negocio. La verdad es que no se entendía muy bien la discriminación, máxime teniendo en cuenta que precisamente son los trabajadores de edad más avanzada los que tienen más dificultades para encontrar un nuevo trabajo cuando lo pierden, si es que se puede hablar de dificultad y no de casi imposibilidad, y no solamente para los mayores de cincuenta sino para todos.


También es cierto que alguien que acaba en el paro, mientras supera la situación y se lo piensa, puede tardar en decidirse de seis meses a un año, con lo cual la capitalización rondará la cifra de entre 8.000 a 12.000 euros, y dudo que den para algo más que comprar una caja de herramientas y dedicarse a las reparaciones de cualquier tipo por la calle, porque con eso no puede ni comprar un vehículo decente y si paga el alquiler de un local difícilmente le quedará para vivir, claro que si necesita más solamente tiene que acudir a un banco donde le estarán esperando el director de la sucursal y otros tres empleados para, cogiendo cada uno un palo, conducirle bajo palio al despacho del jefe de préstamos o a la sala de negociación, donde le facilitarán el préstamo necesario para emprender un negocio con alguna posibilidad de salir adelante teniendo en cuenta como está la situación, y además, en el caso de que lo consiga, por supuesto con el aval de la familia hasta el cuarto grado de afinidad o consanguinidad, de amigos, y comprometiendo el de sus futuros nietos, por un módico interés que no bajará del 10%, casi lo mismo que le pagan a Vd. querido ahorrador que dispone de algo para poner a plazo fijo, si no se lo han levantado unas preferentes o algún otro timolastampita parecido, y puede que por el mismo banco que vende diez veces por encima de lo que a Vd. le paga, y todavía pierden dinero, será que no tienen mercancía para vender o que tienen muchas oficinas y empleados, amén de directivos y consejeros, para tan poco negocio.


De todas formas, como el cogerlo o no es voluntario, bienvenida sea la medida porque a alguno si le vendrá bien, siempre habrá quien disponga de recursos y conocimientos para emprender y una ayuda siempre viene bien, y que tenga suerte, que la economía no está todavía para alegrías y si la actividad es reducida, entre impuestos y gastos le pueden llevar a perderlo todo y acabar en Caritas, mientras las administraciones públicas si le habrán cobrado vía tasas e impuestos, lo que les corresponda aunque el emprendedor acabe en la ruina, para ellos es otra forma de recibir con una mano lo que soltaron por la otra.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: