Patriciamelero original

De por aquí en esto

Patricia Melero

La Pastorada

Se conservan pocos testimonios de estas obras populares y con vida se puede decir que solo se mantiene la de Terradillos de los Templarios, gracias al trabajo de la Asociación Cultural Templarios que la recuperó a mediados de los años 80 después de cuatro décadas de olvido. 

Según la tradición, los pastores fueron los primeros en adorar al Niño Dios, porque estaban cuidando su ganado cerca del Portal. Ellos escucharon a los Ángeles interpretar el primer villancico, aquello de "Gloria de Dios en el Cielo y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad. Hoy en la ciudad de David, os ha nacido un Salvador".

 

También la tradición dice que los tres primeros en llegar al Portal fueron Josefo, Isacio, Jacobo, que le llevaron el alimento, el abrigo y la música y cuyas reliquias, por cierto, se custodian en la localidad salmantina de Ledesma.

 

El caso es que los pastores fueron protagonistas de la escena más representada de la Historia, la del Nacimiento de Jesús, y durante siglos el propio gremio ha sido el encargardo de recordárselo a los feligreses en diferentes representaciones como la Pastorada.

 

Las pastoradas son obras de teatro popular -y rural- que escenificaban los pasajes del nacimiento de Jesús y que durante generaciones han sido tradicionales en toda la Península Ibérica. Entroncan con los officcium pastori medievales y se impregnan del especial carisma gremial de los pastores, encargados de representarlas en las iglesias la noche de Navidad.

 

Las pastoradas fueron comunes desde finales del XVII y principios del XVIII en zonas de las provincias de Zamora, Palencia, León y Valladadolid que correspondían a las antiguas diócesis de Astorga y León. En Palencia, la Pastorada se representaba en la Tierra de Campos, en la parte occidental de la Vega de Saldaña y en la comarca de la Peña.

 

Se conservan pocos testimonios de estas obras y con vida se puede decir que solo se mantiene la de Terradillos de los Templarios, gracias al trabajo de la Asociación Cultural Templarios que la recuperó a mediados de los años 80 después de cuatro décadas de olvido. 

 

El etnógrafo Carlos A. Porro recuperó una grabación de esa recuperada pastorada y está editada, junto con un estudio de la obra y sus particularidades en volumen 6 del Archivo de la tradición oral de Palencia.

 

La Pastorada de Terradillos ha evolucionado desde el siglo XVIII, donde parece que tiene su origen, hasta el texto de la década de los 40 que se conserva actualmente. Para los pastores fue un acto de culto propio y obligatorio, ya que habitualmente no podían acudir a los actos religiosos durante el resto del año debido a las obligaciones de su oficio, y con esta representación compensaban la ausencia y hacían pública su religiosidad. La desaparición progresiva del oficio del pastor arrastró con ella este representación.

 

El lenguaje humilde, las canciones, los bragos (pellejos de oveja) y zuecos y cachavas para golpear sobre el suelo son las señas de identidad de la represntación que comienzan los pastores de rodillas cantando Aquí estamos los pastores.  El Rabadán, Chamorro, Juan Lorenzo, Zagalón, Zagaleto, Blas, el Zagalín, el Ángel, las zagalas sostienen la acción y los cantes del más popular Auto de Navidad.

 

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: