Patriciamelero original

De por aquí en esto

Patricia Melero

BIC Inmaterial

Las manifestaciones del patrimonio etnográfico también son susceptibles de ser declaradas Bien de Interés Cultural. El patrimonio inmueble en Castilla y León es tan amplio, que nos cuesta fijarnos en la necesidad de proteger otros elementos inmateriales que atesoran gran valor histórico y cultural.

La Diputación de Palencia acaba de anunciar que solicitará a la Junta que inicie los trámites para declarar las danzas de danzantes Bien de Interés Cultural (BIC). Se trata de un paso importante que ayudará a dar visibilidad a una parte de nuestro patrimonio que no puede visitarse como si fuese una iglesia o un castillo, pero que atesora una gran riqueza histórica y cultural.

 

Se inicia ahora un largo camino burocrático para conseguir que la declaración llegue a buen puerto. Hay que documentar exhaustivamente el elemento objeto de la petición y argumentar la pertinencia de la declaración. Después tendrá que salvar todos los trámites burocráticos y políticos.

 

Conseguir la declaración de BIC supondría que la danza de danzantes tendría una consideración especial entre otros elementos del patrimonio intangible y se asegurarían los medios para su conservación, conocimiento y difusión, además de gozar de protección.

 

La Junta tiene que admitir ahora la petición de la Diputación, pero solo el hecho de que acceda a iniciar los trámites de la declaración, a la que presumiblemente se unirían la danza de danzantes del resto de provincias de Castilla y León, es un logro en si mismo. En ese momento, comenzaría el trabajo de documentación para argumentar la petición e, independientemente del resultado, ese trabajo servirá como memoria documental y detallada de una manifestación cultural que pasa por ser de las más destacadas de nuestro patrimonio inmaterial.

 

En Castilla y León existe una riqueza tal de patrimonio histórico que nos cuesta volver la cara a la parte intangible de nuestra herencia. El patrimonio inmueble en Castilla y León es tan amplio, que no permite siempre fijarnos en la necesidad de proteger otros elementos inmateriales que atesoran gran valor histórico y son parte de nuestra memoria colectiva.

 

Hay más de 1.800 elementos patrimoniales declarados BIC en Castilla y León, pero muy pocos dentro de la categoría de Patrimonio Inmaterial: la cetrería logró ese reconocimiento el año pasado y se están tramitando los expedientes para la Semana Santa de Bercianos de Aliste y para la Tauromaquia.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: