Veronica original

De la tele a mi sofá

Verónica Fernández
La huelga que batió récord en los directos

Radiografía del detector de mentiras

Poligrafo detail

Hoy parte del entretenimiento televisivo se lo debemos al criminólogo italiano Lombroso. Se estarán preguntando qué tiene que ver un investigador de asesinatos y preconizador de los remedios del comportamiento antisocial del hombre con la distracción en televisión. ¿Y si les digo que el nexo común es el polígrafo? Ah, vale, entonces la cosa cambia. A principios del siglo XIX utilizó el pletismógrafo para medir la velocidad del pulso y el volumen sanguíneo durante los interrogatorios criminales. Pero ha sido a William Moulton Marston al que consideramos el padre del polígrafo moderno. Éste afirmó que existe una alta correlación entre las mentiras y los cambios en la presión sanguínea. Ahora sí que lo pillo.

Madre, si estos dos hombres levantaran la cabeza, encendieran la tele y vieran para qué se están empleando sus investigaciones, seguro que les daba un espasmo y, además, repetitivo. Con sólo escuchar preguntas del tipo “¿Has tenido alguna vez un ‘gatillazo’?”, “¿Has mantenido relaciones sexuales con un travesti?” o “¿Te has avergonzado en alguna ocasión por el tamaño de tu pene?”, la destreza manual de cerrar ataúdes sería otra más de sus pericias.

 

Hace unos años el programa ‘En Antena’ ponía de moda la prueba del polígrafo con famosos, que hasta ese momento únicamente se había empleado en ‘La máquina de la verdad’. El éxito fue tan rotundo que ‘A tu lado’ también lo incorporó hasta que, como todo en la vida, el desgaste terminó por fulminarlo. ‘La hora de la verdad’, ‘El juego de tu vida’ y ‘Enemigos Íntimos’ tampoco pudieron pasar por alto el tirón de este aparato que logró que la audiencia se ‘pegara’ a la pequeña pantalla. Lo mismo que ha ocurrido con su reaparición en ‘Sálvame Deluxe’.

 

Sin embargo, ¿el polígrafo es realmente efectivo o se puede entrenar el cerebro para burlar preguntas específicas? ¿Qué precisión tiene este instrumento? ¿Los equipos llamados de ‘biofeedback’ son prácticos para entrenar el control de ciertas funciones corporales medidas por el polígrafo, como la respuesta galvánica de la piel o el ritmo cardíaco? ¿Realmente se nos va la vida en saber qué tamaño tiene el pene de Rafa Mora?

 

Muchas preguntas, muchas dudas. Mucha incertidumbre, mucha mentira. Ahora la televisión busca certificar la verdad sometiéndose a la prueba del polígrafo. Nos han cansado ya con las peleas de gallos y las grescas en plató, y ahora nos quieren hipnotizar con un instrumento al que se someten personajes de farándula y cotilleo que ya no se fían ni de sí mismos y vacilan hasta el punto de saber con exactitud si se han sometido a un lifting o a un aumento de tetas.

 

Aunque mi escepticismo sobre la veracidad del polígrafo en televisión es más que evidente, hay quien cree más en él que lo que se aprueba en el Congreso de los Diputados. Mirándolo así… Aunque los diputados se sigan quejando acerbamente de la falta de atención mediática que menguan sus actividades. Muchos dicen que…

 

¡A falta de no creer en nada, por lo menos creer en el polígrafo! Aunque yo me pregunto: si es tan veraz como lo pintan, ¿por qué no se emplea en ciertos juicios para resolver casos tremendamente complicados? O más fácil. ¿Por qué no se ha utilizado con Bárcenas para saber si ‘chorizó’ tantos millones de euros encontrados en distintos paraísos fiscales o para verificar si había una cuenta de pago B en el PP?

 

Yo si tengo que creer en algo es en la máquina de la verdad de Ana Pastor. Un cofre de periodismo de datos llamado ‘El Objetivo’ que a más de uno habrá sonrojado en la intimidad de su casa dado el grave problema de transparencia que tenemos en este país y no lo digo sólo porque nos hayan ocultado hasta hace poco el precio de los gintonics en el Congreso. Un intento de alejarse de las opiniones, debates y tertulias con los que se nos bombardea a diario y hasta nos distorsiona los hechos. Ahora son ustedes los que tienen que juzgar al polígrafo en televisión… porque éstos son los datos, suyas son las conclusiones.

 

Twitter: @VeronicaFdezGo

Comentarios

Verónica Fernández 07/07/2013 13:18 #4
Muchas gracias Victim txt por tus palabras y por tu apoyo. Me alegro que disfrutes tanto como yo con los posts que escribo de televisión. ¡Te espero cada lunes en una nueva cita!
Victim txt 04/07/2013 11:34 #3
Me resulta muy curioso el post. Lo encontré por casualidad y creo que me he enganchado a este blog. Me pirra la tele y me he pasado casi un par de horas leyendos post antiguos. Enhorabuena, Verónica, tienes una nueva seguidora!
ocultado los gin tonics?? 03/07/2013 08:42 #2
Estimada amiga y compañera de facultad. Si los periodistas que "descubrieron" el precio de los Gin Tonics, como si hubieran descubierto la piedra roseta del periodismo, hubieran leído el BOE del año pasado, o del anterior, o el anterior... hubieran encontrado también esas licitaciones. Todas las licitaciones de ese volumen de dinero se publican -excepto las que afecten a seguridad nacional o estratégicas- en el BOE y en el portal de contratación pública. Entonces... perdón, pero hablar de "ocultar" no me parece apropiado
Sr X 01/07/2013 17:03 #1
Me gustó el post, por el mensaje (ultimo parrafo). De todas maneras, tanto que dices que que opinarían sus creadores, lo cierto es que el uso actual del polígrafo es precisamente el único uso al que se le puede utilizar, es decir, a nivel "amateur". ¿Por qué? Pues tu mismo contestas, porque dado a sus limitaciones y a que una persona preparada, psicológicamente tranquila y estable sería (y así ha sido) capaz de engañar a la máquina. Por eso no se puede usar en juicios, ni en cualquier uso profesional. De hecho el sistema usado en los juicios es muy parecido al de Ana Pastor (pruebas y datos feacientes)...si es que la gente no es tonta xD

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: