Veronica original

De la tele a mi sofá

Verónica Fernández
La huelga que batió récord en los directos

Los muertos invaden la televisión

Esta semana nos hemos levantado con la resaca de Halloween. Esta fiesta anglosajona se ha puesto muy de moda en nuestro país en los últimos años y, aunque está lejos del fervor que tiene en Estados Unidos -esta vez el efecto devastador de €˜Sandy€™ ya se ha encargado de que la vivan de otra manera-, cada año adquiere más importancia en España. La televisión contribuye en buena parte a que le prestemos gran atención a esta fecha, en la que nos bombardea con debates del tipo €˜Halloween vs. Día de Todos los Santos€™ y películas de vampiros, brujas y todo tipo de zombies. Entre las más demandadas, las películas del genio Stephen King, quien ha asegurado hace unos días que la primera película de terror que recuerda es Bambi. Menos mal que no todos compartimos esta estrambótica opinión€Ś

Muchas son las cadenas de televisión que programaron para la noche del 31 de octubre películas para meternos el miedo en el cuerpo y hacernos recordar nuestras noches angustiosas de la infancia cuando, sin que nuestros padres lo sospechasen, atisbábamos por el rabillo de la puerta de nuestra habitación imágenes terroríficas de filmes que ellos veían en la misma noche de Halloween.

Las que más se programan para celebrar este fenómeno que se ha popularizado en España son €˜El exorcista€™, €˜Pesadilla en Elm Street€™, €˜El resplandor€™, €˜Viernes 13€™, €˜It€™, €˜Saw€™, €˜La noche de Halloween€™, €˜Poltergeist€™, €˜La matanza de Texas€™, €˜La profecía€™, €˜La noche de los muertos vivientes€™, €˜Carrie€™, €˜Los chicos del maíz€™, €˜Amanecer de los muertos€™ o €˜Zombies Party€™, aunque podría seguir enumerando un sinfín de ellas, prueba de que nos ha calado muy hondo esta fiesta cuasi pagana en la que imperan los sustos, el terror y los disfraces por encima del sentido primigenio de la festividad de la víspera del Día de Todos los Santos.

Y qué decir de los programas de televisión que rinden homenaje a Halloween. Uno de los que más me hizo disfrutar la pasada semana fue €˜!Ahora caigo!€™. Su presentador, Arturo Valls, se disfrazó del personaje de la madre de Norman Bates, en la conocida película €˜Psicosis€™ de Alfred Hitchcock, mientras que la concursante de este especial lo hizo de calabaza para atraer la suerte. Por su parte, los concursantes oponentes se caracterizaron del hombre lobo, un esqueleto, la niña de €˜El exorcista€™, la muerte, la niña de €˜The Ring€™, el payaso de €˜It€™, un zombie, el Jocker de €˜Batman€™ y Morticia Adams. Las risas desde el principio ya estuvieron aseguradas.

Sin ser una partidaria acérrima ni una detractora convulsa de esta fiesta €˜yanqui€™ de los difuntos reconozco que, año tras año, Halloween se sigue apoderando de otro pedacito del Día de Todos los Santos, aunque este año haya terminado en luto para tres jóvenes del €˜Madrid Arena€™. Cierto es que seguimos comprando flores y visitando los cementerios para honrar a nuestros muertos, pero cada vez más el silencio respetuoso ha dejado paso al jolgorio y a la bulla. Pues sí que ha cambiado el cuento. Y vosotros, de qué sois más, Âżde Halloween o del Día de Todos los Santos?

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: