Veronica original

De la tele a mi sofá

Verónica Fernández
La huelga que batió récord en los directos

La lluvia ahoga la Semana Santa

Qué razón tiene el refrán de que nunca llueve a gusto de todos. Quién lo iba a decir… pero las precipitaciones han llegado a toda España después de muchos meses de sequía coincidiendo con la Semana Santa. Nunca los españoles hemos estado tan atentos al parte meteorológico de la tele como la semana pasada, y después de escucharlo nunca nos hemos quedado tan chafados ante el panorama que se nos avecinaba. Además, esta vez los pronósticos se cumplieron para decepción y desesperación de todos. Decenas de procesiones se han quedado sin salir este año y en algunos casos algunas cofradías no han procesionado por segundo año consecutivo. ¡Todo un desastre! Y qué decir para el sector hotelero y de la restauración.
Este año la lluvia ha deslucido por completo la Semana Santa de nuestro país. Todos los días han sido malos, pero el Jueves y Viernes Santo han sido horribles. Era encender la televisión y escuchar malas noticias con respecto a las procesiones. Las que no se han visto obligadas a recortar su itinerario, se han tenido que suspender.

Durante la pasada semana se han emitido por televisión numerosos especiales sobre la Semana Santa. Cada comunidad autónoma y cada provincia han preparado los suyos y un año más los espectadores han respondido con el mando a distancia. A todos nosotros nos gusta ver por la pequeña pantalla la historia de las hermandades que conforman la Semana Santa de nuestra ciudad y las novedades de la presente edición, para después vivir la Pasión en directo. Pero este año, en muchos casos, no ha sido posible. Ni en directo ni por la tele porque durante los minutos que se tenían reservados para la emisión de una procesión se han visto tan sólo paraguas abiertos bien alineados a lo largo de las calles con el único fin de que la lluvia cesara y ver por fin salir en procesión a sus imágenes veneradas. Al final, los paraguas se dispersaban.

También durante estos últimos días los telediarios, en su mayor parte, han abierto con las procesiones o bien han dedicado buena parte de su tiempo a dar cuenta de lo que acontecía en muchas ciudades españolas. En algunas lo que se veía era tristeza en el rostro de los cofrades por ver truncada su procesión por una lluvia que ha castigado en exceso a esta Semana Santa o las lágrimas de muchos lugareños por el mismo motivo.

Poco nos importaba esta semana pasada que Tele 5 haya arrebatado el liderazgo del mes de marzo a La 1 después de medio año, que se esté preparando una ‘tv-movie’ sobre Iñaki Urdangarín, que ‘La Fuga’ o ‘Toledo’ desaparezcan de la pantalla o que Julia Otero vuelva a La 1 con ‘Entrevista a la carta’. Lo que nos importaba de verdad era si nuestras procesiones podrían salir por la dichosa lluvia o si nos estábamos poniendo la túnica de cofrade para nada después de habernos gastado nuestros ahorros en la tintorería para salir impecables.

Mi conclusión en estos días es que no recuerdo una Semana Santa pasada por tanta agua. Por lo menos, aunque la lluvia haya encharcado todas las ciudades españolas, me queda el consuelo de que puede ayudar a recuperar cultivos. Ahora toca rezar por ello.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: