Veronica original

De la tele a mi sofá

Verónica Fernández
La huelga que batió récord en los directos

El que tiene boca, se equivoca

Ya dice nuestro refranero español que €œQuien tiene boca se equivoca€ para advertir que todos podemos equivocarnos y, por tanto, empleamos este dicho para disculpar las equivocaciones. Las que se cometen en la televisión son muchas. Como en cualquier otra profesión, los periodistas, los presentadores de informativos y programas, los tertulianos€Śen fin, todas aquellas personas que han elegido exponerse en la pequeña pantalla deben estar dispuestas a equivocarse y a aprender de sus errores. En mi post de esta semana voy a recordar las meteduras de pata más sonadas de la televisión porque, como en alguna ocasión he escuchado, €œcualquiera que se tome demasiado en serio corre el riesgo de parecer ridículo. No ocurre lo mismo con quien siempre es capaz de reírse de sí mismo€.

Sin lugar a dudas, la metedura de pata que más me ha sorprendido en los últimos tiempos es la que tuvo Sara Carbonero. A la historia ya ha pasado su famoso €˜iniestazo€™. No sé qué se le estaría pasando por la cabeza en ese momento pero fue del todo incomprensible que le preguntara a Iniesta si le hubiese gustado tirar un penalti cuando resultó que lo había hecho. Sólo había que ver la cara del jugador ante tamaño disparate.

De fútbol sigue esto porque tampoco se me puede olvidar la pifia de Juanma Castaño cuando al sacar un córner el equipo de Irlanda en un partido los aficionados se pusieron a corear. Él, ni corto ni perezoso, dijo €œesto es muy del Reino Unido€ pecando, obviamente, de conocimientos históricos puesto que Irlanda no pertenece a Inglaterra desde principios del siglo pasado.

La veterana comentarista deportiva María Escario también nos ha dejado perlas en los últimos meses. En la ceremonia de inauguración de los pasados Juegos Olímpicos de Londres no estuvo demasiado fina en sus comentarios. De su boca se pudo escuchar que España salía de los últimos en el desfile porque se seguía el alfabeto británico o que íbamos a escuchar cantar a un coro de niños sordomudos. Tras las críticas recibidas, pidió disculpas y dijo asumir €œhasta los errores que no sean míos€.

Más que una metedura de pata lo que le ocurrió al presentador Matías Prats fue que perdió los nervios hace ya más de una década. Su €œ!pero esto qué es!€ durante el Mundial de Fútbol de 1998 lo seguimos teniendo muy presente. El grito se produjo después de que intentara dar paso dos veces a José Ángel de la Casa sin que quien debía darle paso acertase con las dichosas imágenes. Si por aquel entonces esta escena le provocó un dolor de cabeza, ahora tiene motivos para estar contento puesto que acaba de ser valorado como el mejor presentador de 2012, según recoge el Estudio de Imagen del Gabinete de Estudios de la Comunicación Audiovisual (GECA).

Quien es ya experta en esto de deleitarnos con gazapos por televisión es la presentadora del Canal 24 Horas Beatriz Pérez Aranda. No sólo se le ha pillado haciendo gestos a su equipo en pleno directo, sino que nos propició un ataque de risa a los telespectadores cuando la escuchamos decir que el piloto de Fórmula 1 Robert Kubica conducía €œcomo un pepino€ haciendo referencia a su velocidad.

Otro de los fallos más garrafales que he visto por televisión es el que cometió la periodista Pepa Bueno que llamó Luis Aragonés al seleccionador de fútbol Vicente del Bosque. Ya se dice que las comparaciones son odiosas pero que te confundan con tu antecesor en el cargo€Ś

Pero esto es lo que tiene la televisión. Los informativos y muchos programas se hacen en directo y, como equivocarse es de humanos y es una experiencia tan cotidiana, debemos aprender a sacar lo mejor de ella porque el que no se equivoca de vez en cuando, quiere decir que no está aprovechando todas las oportunidades. Ya lo dice Woody Allen. Le haremos caso.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: