Veronica original

De la tele a mi sofá

Verónica Fernández
La huelga que batió récord en los directos

El fenómeno de ‘La Voz’

Los telespectadores españoles no íbamos a ser menos que los de otros países, y hemos respondido igual que ellos ante la llamada de ‘La Voz’. Su estreno ha arrasado: 4.591.000 espectadores y un 30,6% de cuota de pantalla, unos datos que sólo se alcanzan cuando se televisan partidos trascendentales de fútbol. En nuestra década es ya muy difícil que se repitan los datos de audiencia que, semana tras semana, se conseguían por ejemplo con el ‘Un, dos, tres…’. Pero ‘La Voz’ lo ha conseguido y entona ya como fenómeno de la década.
Muchos son los puntos fuertes que le he encontrado a este formato televisivo. En primer lugar, las voces que en él se escuchan son de extraordinaria calidad, vamos lo que se entiende como talento puro. La realización es impecable, tanto es así que algunos movimientos de cámara me recuerdan a las técnicas de un videojuego. Y, por supuesto, la imagen y la puesta en escena son de lo más elegantes. En definitiva, se trata de puro espectáculo que reinventa el género de los programas musicales, género que ya por otra parte empezábamos a detestar en nuestro país.

Quizá como puntos débiles destacaría el que no es un programa en directo, por lo que el efecto sorpresa desaparece por completo, así como que nos puede recordar en algunos momentos a míticos programas del género como ‘Operación Triunfo’, ‘El Número Uno’ o ‘Factor X’, lo que nos lleva a caer en las odiosas comparaciones. Y más si como presentador volvemos a encontrarnos con un Jesús Vázquez del que se ha dicho que trabaja menos en este ‘talent show’ que el cocinero de Casper. Bromas aparte.

Cada concursante ocupa en pantalla 8,5 minutos, de los cuales tan sólo canta durante unos 100 segundos. Los siete minutos restantes se consumen en las opiniones que sus familias tienen sobre ellos, la charla que mantiene con ellos el presentador, la ceremonia de alabanzas y abrazos que le brindan los cuatros ‘coaches’, sus comentarios en off y las dudas acerca de qué ‘coach’ elegir. O sea, que lo que es cantar más bien escuchamos poco.

Pese a todo esto, creo que con ‘La Voz’ se ha subido un peldaño más en los ‘shows’ televisivos y se ha dado con la fórmula para crear un programa que, a mi entender, era más que necesario en nuestra televisión de entretenimiento. El director de Contenidos de Mediaset, Manuel Villanueva, apuntó tras el estreno que “la audiencia es equiparable a un partido de Champions” y, matizó, que “como Gran Hermano, ha sido un acontecimiento social que ha roto moldes”.

Y tanto que ha sido todo un acontecimiento social. Las redes sociales ardieron el pasado miércoles, sobre todo Twitter, que recogió las perlas que salieron de las bocas de David Bisbal, Melendi, Rosario Flores y Malú. Perlas como ‘Los nervios te han pasado faena’, ‘Tu voz es personal porque es tuya’, ‘Has matizado muy bien en las partes íntimas’ o ‘Es que sus palabras hablan’. Sin comentarios.

Lo que sí quiero comentar con respecto a los ‘coaches’ es que me gustaría ver en las próximas galas más espontaneidad en ellos. Creo que Melendi va camino de convertirse en la revelación de ‘La Voz’ y que se ganará a la audiencia por su simpatía y cercanía. A él le gustan todos y si sigue a este ritmo eligiendo aspirantes en el tercer programa ya tendrá conformado su equipo. Todo lo contrario que Malú que fue la ‘coach’ más dubitativa a la hora de apretar el botón. Su indecisión y las miradas constantes a sus compañeros me conducen a criticar su papel y a sugerir al programa que los ‘coaches’ no se puedan ver durante las audiciones para no dejarse llevar por las decisiones del que tienen al lado.

De Bisbal y Rosario Flores necesito tiempo para aclararme. Entre los brincos de uno y sus constantes ‘Olé, olé y olé’ y el vocabulario de la otra, estoy desconcertada. Pero de lo que no tengo duda es de que quiero ver más personalidad en el jurado, como ellos piden a los artistas, y más razones de peso para sus elecciones porque si no hay algo que me produce un cortocircuito en el formato.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: