Veronica original

De la tele a mi sofá

Verónica Fernández
La huelga que batió récord en los directos

!Ay, los dibujos ya no son lo que eran!

!Cuánto han cambiado los dibujos animados en las tres últimas décadas! Sí, y lo digo con nostalgia. Poco o nada tienen que ver los dibujos que vemos ahora en televisión con los que se emitían en los años 80, 90 y 2000. ÂżOs acordáis de Los Picapiedra, Los Diminutos, Candy Candy, Heidi, Marco, La Abeja Maya, Calimero, Fraggle Rock o de Willy Fog y la vuelta al mundo en 80 días? Me pregunto si los personajes de estos dibujos con los que crecimos tendrían hoy cabida en la pequeña pantalla. Me atrevería a contestar que no, o por lo menos algunos. Ahora lo que €œgusta€ o lo que se vende a los más pequeños de la casa son otro tipo de argumentos, de personajes, de valores€Ś que distan mucho de los de antes, que incluso hay quien los podría calificar de €œñoños€.

Con el paso de los años la violencia ha ido creciendo en las series y películas de dibujos animados infantiles. La semana pasada consulté un estudio realizado por un grupo de prestigiosos investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard en el que se decía que una película dirigida a este tipo de público en promedio contiene nueve minutos y medio de violencia, y constata que al menos un personaje comete un acto violento en cada una de las cintas que se han analizado. Así citan desde €œBambi€ (1942), en la que la madre de este cervatillo muere a manos de un cazador, hasta €œEl Rey León€ (1994) cuando el Rey Mufasa es asesinado por su hermano. Pero, a mi entender, lo preocupante de todo esto es que los niños e, incluso, sus padres vean con naturalidad esta violencia, que en determinadas situaciones es utilizada con fines cómicos (€œTom y Jerry€, €œEl Correcaminos€€Ś). De ahí que los más pequeños se vuelvan en cierta manera insensibles ante ese acto violento que están viendo e interioricen como algo normal pegarle a un adversario en la cabeza con un martillo.

Pero esto no es lo peor. Ahora también se lleva lo de insultarse y decir palabras malsonantes. Seguro que recordáis a Shin-Chan, un manga que aunque no estaba dirigido a los niños, éstos vieron en su día las aventuras de este niño travieso de cinco años que vivía en Japón y que repetía sin vergĂźenza las cosas que observaba a los mayores. Vale, era un niño travieso. ÂżPero no hay diferencias sustanciales en las travesuras que realizaba Shin-Chan y por ejemplo Daniel El Travieso que, desde mi punto de vista, eran dibujos más educativos y didácticos? Y hablando de dibujos educativos y didácticos, que los padres reflexionen sobre si todos los dibujos de Disney son educacionales porque en ocasiones los €œpeques€ no están a salvo de mensajes de violencia o de otras conductas antisociales en ellos y luego no tienen reparo en imitarlas, claro son niños.

Hace años todo era distinto. Y aquí el dicho de €œtiempos pasados fueron mejores€ se podría aplicar, por lo menos es lo que yo pienso. Antes se potenciaba en los dibujos el compañerismo, la amistad, la ayuda al prójimo€Ś De hecho, con el paso de los años los que estamos cerca de cumplir los 30 y en adelante no nos olvidamos de aquellos dibujos que marcaron nuestra infancia, recordamos sus tramas y lo que suponía hablar de ellos con nuestros amigos del €œcole€, y seguro que en este mismo momento hemos puesto una sonrisa al acordarnos de nuestro personaje favorito. En los de ahora todo son peleas, luchas y personajes un tanto fantasiosos con los que, a mi entender, es complicado que un niño se identifique.

Pues os animo a que dejéis en este blog cuáles fueron vuestros dibujos preferidos cuando eráis pequeños, seguro que muchos de ellos se repiten. Aquí dejo los míos: €œLos Trotamúsicos€, €œLos Fruitis€, €œDavid el Gnomo€, €œLa pequeña Lulú€€Ś

 

Comentarios

Me dais una envidia tirlebre, ya que en Espaf1a no llegan publicaciones de muchos de tus trabajos y conseguirlos para que disfrunten tanto nuestros hijos como nosotros mismos es complicadoNos encanta tu trabajo 22/07/2013 19:06 #1
Me dais una envidia tirlebre, ya que en España no llegan publicaciones de muchos de tus trabajos y conseguirlos para que disfrunten tanto nuestros hijos como nosotros mismos es complicado. Nos encanta tu trabajo

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: