Veronica original

De la tele a mi sofá

Verónica Fernández
La huelga que batió récord en los directos

Alegrías y sinsabores del 2011

Si echo la vista atrás el 2011, como todos los años, ha traído cosas buenas para algunos programas de televisión y personajes televisivos y malas para otros. No obstante, si hacemos balance de este año que acaba de terminar podríamos llamarlo el año de la indignación. Durante muchos meses los telediarios y buena parte de los magazines se han hecho eco de la irrupción, desarrollo y declive del 15-M, que ha marcado los movimientos sociales españoles y que ha generado cientos de noticias, unas más alarmantes que otras. También el 2011 ha sido el año del cambio del signo político: los populares se han hecho con el mapa de España en las elecciones municipales, autonómicas y en estas últimas, las generales. Y, por supuesto, en este 2011 se ha visto nacer y morir a un sinfín de series y programas de televisión, unos con más razón que otros.

Pero si hay un personaje televisivo que en la última semana del año ha protagonizado, muy a su pesar, toda la agenda informativa de la televisión, ése ha sido Iñaki Urdangarín. La esperada noticia de su imputación en el caso ‘Palma Arena’ se ha repetido una y otra vez en telediarios y magazines matinales y hasta La Sexta reservó su ‘prime time’ del pasado viernes para emitir el documental ‘Urdangarín. La caída del yerno perfecto’. En él se dio a conocer el papel del duque de Palma durante el tiempo que fue presidente del Instituto Nóos, entre 2004 y 2006, periodo en el que podría haber desviado dinero público, concedido para organizar eventos deportivos.

Ante tal decisión judicial ahora sólo espero que el yerno del Rey no vuelva a caer en el mismo error que cometió en su día cuando culpabilizó a los medios de comunicación del revuelo que se había montado sobre su persona y del daño que se le estaba haciendo a la Monarquía. Y si no que le vuelvan a poner el mensaje de Nochebuena de su suegro Don Juan Carlos que implícitamente le dirigió unas palabras… Sí, a un Urdangarín que ha dejado de ser real y ha comenzado a envejecer desde que hace unos días el Museo de Cera de Madrid retirara su figura del salón de Reyes y la colocara en el de Deportes, añadiéndole arrugas y canas en el pelo.

Pero no sólo recordaremos el 2011 por la imputación del duque de Palma. A lo largo de estos últimos 12 meses hemos sido testigos de importantes fusiones en el mundo de la televisión. Si en diciembre de 2010 Telecinco y Cuatro unieron sus proyectos empresariales, en 2011 Antena 3 y La Sexta dieron un paso más en su largo noviazgo y después de muchos meses negociando dieron el ‘sí quiero’ a la fusión.

Asimismo, en 2011 se recrudeció la guerra dialéctica entre las cadenas privadas. El modelo de televisión de Antena 3 y Telecinco se quiso dejar claro a los telespectadores. Mientras que el primero se ha basado en el ‘entretenimiento blanco’, el segundo se ha centrado en los realities y programas del corazón, con unos contenidos más agresivos. De hecho, así lo quiso plasmar la cadena de Planeta con la campaña ‘Pone’, dirigida por la agencia After Share, de Risto Mejide, al igual que las promos que emitió con el ‘claim’ ‘Aquí divertimos así’.

También el 2011 fue el año de las despedidas de programas estrellas de la televisión. Se hundieron ‘Sé lo que hicísteis’, ‘Buenafuente’, ‘DEC’, ‘Resistiré, ¿vale?’, ‘Enemigos íntimos’, ‘España Directo’, ‘El Diario’, el talent show ‘Fama’, así como las series ‘Física o Química’ y ‘Doctor Mateo’. Otros tuvieron menos tiempo de darse a conocer. En poco tiempo los responsables de programación se dieron cuenta de que sus contenidos no cuajaban en la ‘tele’ y no conectaban con la audiencia. Es el caso de ‘No le digas a mamá que trabajo en la tele’, ‘Mucho que perder, poco que ganar’, ‘¿Qué quieres que te diga?’, ‘Con Hache de Eva’, ‘Piratas’, Homicidios’, ‘Cheers’, ‘Vida Loca’ o ‘BuenAgente’.



Pero no todo han sido sinsabores en el año que acabamos de despedir. Me daréis la razón de que el 2011 ha sido el año de la ficción española. Y para muestra basta con mencionar la exitosa serie de La 1 ‘Águila Roja’, ‘La República’, ‘Los misterios de Laura’, ‘Amar en tiempos revueltos’, ‘El secreto de Puente Viejo’, así como ‘Hispania’, ‘El Barco’, ‘Gran Hotel’, ‘Los protegidos’, ‘Hospital Central’ o ‘La que se avecina’, que ha registrado su mejor temporada de audiencias. También ha sido el año de la resurrección de los talent shows con ‘Tú sí que vales’ y ‘Tu cara me suena’.

Ahora nos queda esperar a ver qué nos depara este recién estrenado 2012. Pero yo sin ser bruja ya auguro y apuesto que será un año de nuevas guerras entre las cadenas privadas. Aquí podéis dejar vuestras apuestas… ¡¡Feliz Año Nuevo a Todos!!

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: