Silueta alfredo original

Curiosidades y Anécdotas de la Historia

Alfredo Rodríguez Blázquez

Amores carnales, Rafael y la Fornarina

Hace pocos días, estando en una sala de espera médica, me entretuve leyendo la revista “Ávila en salud”. Hojeaba sin mucho interés las páginas de dicha publicación, cuando de pronto vi un artículo dedicado a la Fornarina, la célebre amante del pintor Rafael. Llevaba la firma de la concejala de cultura de nuestra ciudad, Sonsoles Sánchez Reyes. Me gustó tanto lo que leí… que me dio pie para escribir este artículo y contarles  los amores carnales, pasionales y secretos de Rafael de Sanzio, también conocido como Rafael de Urbino, uno de los grandes pintores del renacimiento italiano, coetáneo de Leonardo, Miguel Ángel, Maquiavelo….

 

El lienzo conocido como la Fornarina, un cuadro de una bella mujer con los pechos desnudos, estuvo mucho tiempo oculto en el taller del pintor Rafael de Urbino. No se supo el motivo de tal ocultación, hasta que se descubrió que la mujer retratada era Margarita Luti, apodada la Fornarina (harinera) por ser hija de un panadero, modelo y amante del propio pintor. Se cuenta que Rafael llevaba tiempo comprometido con la hija  de un alto cargo eclesiástico, y que mientras iba posponiendo la unión matrimonial con su prometida, en su estudio compartía días y noches con  la hija del panadero, que le servía de modelo…

 

Pasaban horas y horas en el estudio del artista, pero muchas de ellas las aprovechaban para dar rienda suelta a un amor excesivo, compartiendo prácticas carnales al gusto de los dos. Tanto les gustaba la práctica del sexo, que una noche se excedieron demasiado… hasta el punto de que Rafael amaneció con unas fiebres altísimas. Fueron tan graves estas fiebres que el artista estuvo varios días agonizando.

 

Los médicos no encontraban explicación, ni causas aparentes que pudieran haber provocado ese estado febril del pintor. Y al no encontrar las causas… tampoco pudieron poner remedio a las fiebres. Por más que preguntaban a Rafael, que apenas podía hablar, sobre que había comido o que había hecho antes de que le vinieran esas fiebres, éste no les decía nada. No quería contarles el motivo, y hasta negaba que hubiera visto o estado con la modelo Margarita Luti, conocida por todos como la Fornarina…

 

Pero al final… todo se descubrió cuando Rafael Sanzio murió a los 37 años de edad. En su testamento dejaba una gran parte de su fortuna a la Fornarina, lo que confirmaba sus amores secretos para escarnio de la familia de ambos y de la prometida del pintor.

 

El suceso debió de ser tan traumático para La Fornarina, que ingresó en un convento tras la muerte de su amante… sin llegar a disfrutar de la cuantiosa herencia. Y allí, en el convento,  murió dos o tres años después.

 

Algunos entendidos hablan de que La Fornarina murió por un tumor… que dicen se capta en el famoso lienzo de Rafael.  Pero esta interpretación del lienzo han de hacerla los que saben de arte. Yo me limito a contarles –quiero creer que alguien lee este blog- los famosos amores de Rafael y La Fornarina, amores que han servido de inspiración a muchos artistas, entre ellos a Rafael Alberti, que compuso un soneto sobre los amores secretos de estos dos amantes.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: