F rodriguez lopez original

Contando habas

Fernando Rodríguez López
Blog de Fernando Rodríguez López.

Escuchando el silencio

Podría decirse que la clave económica de estos días de principios de septiembre no es la tradicional e inocente €œvuelta al cole€, ni la subida del IVA, ni los problemas de las Comunidades Autónomas, ni la friolera (nunca mejor dicho) de la subida del gasoil, ni siquiera el acechante rescate. Todo eso es importante, pero creo que la idea clave del momento es€Ś el silencio. Ssssssshhhh€Ś

Que España va a tener que solicitar ayuda a la Unión Europea para financiar el déficit público está más o menos descontado desde principios de agosto. La bola de nieve de la deuda pública tiene ya un tamaño considerable, y crece rápido porque se recaudan menos impuestos y aumentan los intereses de la deuda. Y además estamos en medio de una crisis gorda (perdón, estamos entrando en una crisis gorda€Ś) en la que hemos agotado los recursos tratando de demostrar a la Unión Europea (a Alemania) lo aplicados que podemos llegar a ser cuando nos lo proponemos, así que en este momento cualquier medida anti-crisis debe subordinarse a (y posponerse hasta) que nos rescaten.

Lo malo es que los problemas nunca vienen solos. Resulta que en julio se esperaba que pudiera entrar en funcionamiento en la Unión Europea un nuevo mecanismo de rescate, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), con mayor dotación y aparentemente más capacidad que los anteriores (la FEEF y el MEEF) para generar estabilidad en la zona euro. Pero precisamente en julio el Tribunal Constitucional alemán decidió que había que analizar si el MEDE y el pacto fiscal europeo eran compatibles con la Constitución de Alemania. Su resolución está prevista para el próximo miércoles, 12 de septiembre, y si es positiva, como se espera, aclarará el camino del rescate para España por si acaso los fondos del FEEF no son suficientes.

ÂżQué hacemos mientras tanto? Bueno, podría haber otras alternativas, pero el Gobierno español ha optado por guardar silencio. Probablemente lo hace porque hablar del rescate antes de estar en plenas condiciones de acceder a él puede servir de pistoletazo de salida para que los mercados €œasalten€ la deuda española y la prima de riesgo suba estratosféricamente. Pero una cosa es no hablar del rescate y otra diferente es seguir transmitiendo la imagen de falta de ideas con que había terminado el mes de agosto. La decisión sobre el banco malo de la semana pasada (Âżpara otra entrada del blog?) parece que viene a romper esa imagen de pasividad económica, que sería un tanto adversa ante el previsible €œotoño caliente€.

En apoyo del mantenimiento de la calma ha acudido nuevamente el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, quien ha vuelto a comunicar (o mejor, a comunicar que comunicará) los planes de la institución para comprar títulos de deuda pública española, en el mercado secundario y supeditado a que España solicite oficialmente un segundo rescate y acepte la condicionalidad del mismo. Todo en forma de aviso a navegantes, hoy no pero mañana sí, para calmar un poco la situación, diciendo pero sin decir, mientras el Tribunal Constitucional alemán resuelve.

Que la situación tiene riesgos no cabe duda. Uno, que las dudas sobre España crezcan antes de que se den las mejores condiciones para pedir el rescate con el MEDE operativo, y se dispare la prima de riesgo. Otro, que el BCE no llegue a actuar como dice, bien porque el rescate se retrase o bien porque no haya consenso interno sobre el plan en el momento de ejecutarlo (el Bundesbank se opone, por cierto). Otro más, que el €œotoño caliente€ y los guiños políticos ante las elecciones gallegas generen inestabilidad en el propio Gobierno y conduzcan a un €œinvierno de nuestro descontento€ (y un aumento de la prima de riesgo, menos poéticamente). Y todo por no hablar del riesgo de que el Tribunal alemán diga el día 12 que el MEDE es inconstitucional: habría que ir desempolvando las pesetas.

Así que, de momento, escuchemos el silencio.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: