F rodriguez lopez original

Contando habas

Fernando Rodríguez López
Blog de Fernando Rodríguez López.

El desafío

Con ésta ya son muchas las semanas de "vamos a ver qué pasa", tantas que ya hemos perdido la cuenta. A ver si aumentando el copago farmacéutico... a ver si con el recorte presupuestario... a ver si aumentando el IRPF... a ver si con la reforma laboral... a ver si aumentando las provisiones de los bancos... a ver si ahora que Grecia ha votado como si quisiera no salir del euro... a ver si con todo esto en algún momento los mercados de deuda recuperan la confianza perdida en España y la prima de riesgo (y el coste del déficit público) nos da un respiro. Pero ni con esas...
Y así, aunque es cierto que el martes y el miércoles de esta semana ha bajado un poco (quizá porque dos periódicos ingleses han dicho que la UE va a aplicar un "megarrescate" comprando deuda española e italiana por hasta 750.000 millones... ya veremos), hasta niveles post "no-rescate"(con qué poco nos alegramos...), la verdad es que todavía seguimos en la zona de peligro del 7 % y los 500 puntos, insostenible a medio plazo. Aunque el vértigo no deja pensar con claridad creo que ha llegado el momento de las grandes reflexiones, así que voy a sugerir un par de temas.

El primero: estamos en crisis, y estaremos en crisis varios años. Es duro, así que lo mejor es asumirlo cuanto antes. Por si puede ayudar: casi seguro que la película "El desafío" no es la mejor de la historia del cine, pero tiene algunos momentos memorables. En uno de ellos, uno de los protagonistas (el que no es un oso, es decir, el personaje de Anthony Hopkins) cuenta que la mayoría de la gente que se pierde en un bosque no muere de hambre, ni de frío, ni de sed... sino de vergüenza. Se quedan inertes, preguntándose cómo es posible que se hayan perdido, no lo comprenden, y no se preocupan por buscar comida ni refugio... así hasta que mueren.

Pues con la crisis igual. Por supuesto que tiene su interés saber cómo hemos llegado hasta aquí, sobre todo por si somos capaces de aprender a no repetir nuestros errores, pero lo verdaderamente importante ahora es darse cuenta de que estamos en medio del bosque. Los no-rescates, los rescates y los megarrescates pueden ser necesarios y aliviar en mayor o menor medida el coste del endeudamiento, pero en todo caso incrementarán el déficit público español y crearán un buen bosque alrededor. Sólo para recordar, una cifra impactante: si el no-rescate finalmente asciende a 100.000 millones, eso querrá decir que España deberá 100.000 millones más, es decir, un 10 % del PIB. Adicional al déficit del 5,8 % previsto para 2012, claro. Con un rescate mayor las cifras pueden ser mareantes.

En definitiva, tanto si el BCE compra deuda como si no, tanto si Angela Merkel empieza a apoyar los eurobonos como si prefiere seguir esperando "a ver qué pasa", en todo caso los presupuestos públicos tendrán que menguar significativamente y nada volverá a ser igual. NADA VOLVERÁ A SER IGUAL. España tendrá que reinventarse, tendremos que aprender a vivir con menos protección, más esfuerzo, menos subvenciones, más riesgo, menos gasto público, más competencia. ¿Lo ha asumido ya? Créalo, hoy es mucho mejor que mañana.

Segundo tema para la reflexión: ¿podemos hacer algo nosotros hoy, aquí, ahora? Bueno, como mínimo acostumbrarnos a vivir en el bosque y, en lo posible, buscar la salida. Si usted es de los que vende, ajuste sus costes, evalúe, motive, reflexione, fidelice, ponga su negocio en Internet, negocie, luche, adapte sus planes de futuro a la realidad, esté preparado para buscar alternativas, compita. No baje la guardia, la competencia puede ser nueva. Si es de los que compra, ajuste su presupuesto, busque y compare, dele nuevas oportunidades al comercio local, y si es de los afortunados que puede viajar de veraneo, valore la posibilidad de elegir destinos nacionales (sea egoísta, la renta vuelve). Si usted es de los que estudia, no deje de hacerlo aunque haya terminado el curso, o incluso su carrera (enhorabuena).

Aprenda inglés, alemán, sueco, informática, contabilidad, estadística, primeros auxilios, aprenda de verdad a hablar inglés, lea por fin los libros recomendados durante el curso, conviértase en un verdadero experto en los temas que más le hayan interesado, y si es posible también en los que menos. Aprenda inglés, ya, como si su vida dependiera de ello. Si es de los que está esperando su oportunidad, mejor trate de crearla. Haga cursos, haga un máster, obtenga experiencia aunque sea gratis, aprenda idiomas, informática, encuentre su motivación, explote sus capacidades (tiene muchas), plantéese la posibilidad de trabajar como autónomo, busque alternativas. Si es de los que ahorra, compre deuda pública española; tendrá una rentabilidad del 6 %, y en el caso catastrófico de que España no pudiera hacer frente a los pagos su dinero no iba a estar mucho más seguro en un depósito bancario. Y si es de los que tiene tiempo para dar, hágalo.

Apúntese a una asociación, organice actividades de deporte y cultura, ayude en la formación de personas con pocos recursos, asesore en los temas que conozca, tome un papel activo en la vida de su municipio. En todo caso, haga lo que haga, no se quede inerte (que viene el oso).

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: