Silueta original

Con la verdad por delante

Gabriel De la Mora
Blog de Gabriel de la Mora en Tribuna de Salamanca.

Será una casualidad también, que todo es falso

Todo es falso, Rajoy: salvo algunas cosas. Me encontraba viviendo en Ávila cuando conocí la noticia. Bárcenas. Se habían hecho públicos sus ahora famosos papeles, los de los sobresueldos y las comisiones. Presidentes, secretarios, tesoreros, gerentes, testaferros, empresas...

Mañueco, nuestro alcalde, era como hoy, Secretario General del PP de Castilla y León y Presidente del Comité Nacional de Derechos y Garantías. Se desconoce su primera respuesta pública. Seguro que andaba despistado, recordando sus viejos tiempos de Presidente de la Diputación por la dehesa de Castro Enríquez, entre las numerosas vaquillas infectada de tuberculosis que pastan por allí.

 

Será casualidad, pero algunas de las empresas concesionarias del Ayuntamiento  beneficiadas por las subidas de las tasas municipales de Lanzarote (Aqualia, Eulen, Gecocsa, etc....), al parecer debieron pagar suculentas donaciones ilegales al partido en 1999, ellas lo niegan. Fernando Rodríguez era quien gestionaba los cobros, y todavía hoy, las cuentas de la campaña electoral del PP de Salamanca. Bien sabía con quién había que hablar para cobrar en negro y cómo se debía gastar en publicidad en los medios de comunicación locales, operación tan conveniente que incluso las empresas la pagaban directamente, según sus propias palabras.

           

Será casualidad también que el tesorero del PP de Salamanca, Carlos García Sierra, sea el Diputado responsable del Área de Fomento en la Diputación de Salamanca, de la que es vicepresidente; y que se encuentre investigado en los tribunales, por su papel en las adjudicaciones de contratas presuntamente irregulares, realizadas por el amigo íntimo del alcalde, Manuel Borrego. 1 millón de euros publicó este mismo diario que se gastó este hombre en un solo día, en compras de inmuebles; sin duda, gracias a su sueldo como “funcionario”. Qué grandes noches habrá pasado Mañueco en la terraza del ático en la calle Pozo Amarillo, esa que pudo cerrar su gran amigo, sin que el inspector de urbanismo llegara ni a la puerta.

 

Será casualidad, pero hace unos meses conocí al dueño de una empresa dedicada a la obra pública que se encontraba indignado con las prácticas corruptas provinciales, y que me llegó a revelar que había realizado ciertos regalos a concejales de municipios, incluso de sobres de 2.000€, práctica frecuente, como muestra de agradecimiento y culturalmente aceptada; él había ganado limpiamente el contrato, pero hay saber en qué mundo se vive, hay que ser agradecidos. Nada que ver con aquel otro empresario, que dice que pagó por una licencia un maletín repleto de dinero, a un señor en Madrid con pelos largos, y que lo reconoció cuando lo detuvo la policía judicial; Francisco Correa, el de la Gurtel.

 

Será casualidad, también, la situación de ese empresario de Zamora, que ni corto ni perezoso se presentó una mañana en el cuartel de la Guardia Civil con la contabilidad extraoficial donde se incluían pagos de comisiones al PP, gracias a las cuales la empresa había obtenido contrataciones jugosas en campaña electoral; y así iban tirando, manteniéndose a flote. Será casualidad también lo que dicen, que en otra época sólo se cobraba una comisión fija, el tres por cent de Maragall, pero que la avaricia hizo que algunos contratos se lleguen a subastar, cuando no se entregan directamente a los amigos.

 

Será casualidad también, que todo es falso... y que el PSOE no sabía nada.

 

Gabriel de la Mora

Candidato de Ganemos Salamanca

Comentarios

Torre 17/05/2015 21:18 #2
Y la Torre del Parque de bomberos que tuvo un escandaloso sobrecoste comprobable solo con mirar el coste de instalaciones iguales en otros parques.Demencial
rmar 16/05/2015 18:30 #1
Supongo que todo lo tienes más que probado y. Lo puedes demostrar Adelante insiste que la verdad debe conocerse

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: