Silueta original

Con la verdad por delante

Gabriel De la Mora
Blog de Gabriel de la Mora en Tribuna de Salamanca.

Por una confluencia salmantina

Mix partidos detail

La farsa ha llegado a su fin y lo que se juega es importante, demasiado importante. Es imprescindible no desaprovechar la nueva oportunidad electoral, siendo receptivos a los errores cometidos e ilusionando a una ciudadanía desconcertada por los espúreos intereses partidistas, a través de una confluencia salmantina de fuerzas radicalmente democráticas.

Las principales cartas ya se descubrieron en diciembre, siendo ahora más fácil llegar a acuerdos electorales que concentren los ya contados votos en menores papeletas, tal como una segunda vuelta electoral de carácter atípico. Los mismos actores que se quedaron sin representación tienen las mismas opciones de concurrir, pero también gran interés en sumar sus apoyos para lograr obtener representación compartida en las instituciones legislativas y así poder influir en la formación de gobierno y las imprescindibles reformas de calado que necesita el país.

 

Los ejes políticos se encuentran trastocados por el nivel de podedumbre del sistema político español; sólo nos encontramos ante dos bloques: el democrático y el económico-financiero, que domina al bipartidismo a través de la corrupción. Ahora ya sabemos que Cs es sólo la muleta eficaz del sistema para la conservación del status quo, no siendo despreciable sin embargo la multitud de personas y grupos territoriales a los que les gustaría desentenderse de los dictados de Barcelona, obligados a callar frente a la corrupción, en una nueva edición del borrado y cuenta nueva.

 

El PSOE ha demostrado nuevamente su dinámica habitual de sometimiento al poder económico, impidiendo liderar los cambios necesarios y, sus representantes salmantinos, no son más que correas de transmisión de la cúpula estatal del partido, al igual que los del PP.

 

Sin embargo, sólo hay cuatro escaños en el Congreso por Salamanca, y es más que posible sumar al menos uno de ellos al bloque democrático. Por ello es necesaria la confluencia de la mayoría de fuerzas democráticas salmantinas que aboguen por amplias transformaciones de un sistema corrupto, entorno a una estrategia, un programa y una candidatura común. Las izquierdas quizá se jueguen una última baza en este ciclo electoral, pero también otras fuerzas y opciones alternativas con mucho que aportar y que deben contribuir al cambio político de un sistema en decadencia y progresiva descomposición.

 

Sin embargo, quizá sea necesario promover opciones menos convencionales y adecuadas a la situación que una coalición electoral tradicional, parece que además esto sería posible. Las dirigencias estatales de los partidos podrían apartarse a un lado, reflexionar y concentrar sus esfuerzos a través de fórmulas alternativas de colaboración descentralizada, legitimadas por pactos transparentes y estables sometidos a la voluntad de sus bases, en cada circunscripción.

 

Salamanca debe sumar al cambio y no quedarse fuera de los espacios de representación estatal, una vez más; y buscar mecanismos para sumar y alinearse bajo el paraguas de la misma plataforma radicalmente democrática, autónoma y plural que promueva sendas candidaturas, encabezadas por personas elegidas por consenso y si fuera posible con consultas populares. Una confluencia audaz, construida desde abajo.

 

En este contexto, PODEMOS debe respetar los espacios de construcción colectiva sobre el terreno y no puede actuar verticalmente y enviar a personas sin conexión con nuestra ciudad y provincia, sin los mimbres necesarios para movilizar a nuestras gentes y sin contar con una mínima organización cohesionada, eficaz y sobre todo ilusionada. IU, desde luego, no puede aspirar a liderar y condicionar excesivamente a quien le supera por varias veces en apoyo electoral, por muy disciplinados militantes que le acompañen para hacer buenas campañas.

 

Y ambas formaciones deben entender que su alianza junto con otras opciones de izquierdas es insuficiente para atender a las necesidades, deseos y problemáticas de unas comarcas agrarias envejecidas y que viven bajo circunstancias y condiciones escasamente comprendidas y apreciadas.

 

Es el momento de promover novedosos y amplios acuerdos para unas elecciones tremendamente atípicas y un nuevo ciclo político inédito. Es necesario concentrar apoyos y ofrecer a la ciudadanía la posibilidad de una candidatura alternativa fruto de grandes acuerdos políticos, que atienda con urgencia a las principales cuestiones del país, y de nuestra tierra, a la vez, de la ciudad y del campo; y, que en todo caso, facilite un buen gobierno democrático, respetuoso de los derechos y libertades que transforme las instituciones y ponga coto a la impunidad y la corrupción, incentivando modelos económicos sustentables a largo plazo.

 

No hay excusas, no habrá tercera vuelta. La ciudadanía sólo esperará ya al cirujano de hierro que resuelva la aparente parálisis institucional, realzada por los medios con el fin de generar miedo legitimador de mayores recortes de derechos y libertades en favor de los más privilegiados, los de siempre; Rajoy, Sáenz de Santamaría, Cospedal o Esperanza Aguirre podrán ejercer por fin de Margareth Thacther.

 

Comentarios

j hayber 06/05/2016 08:49 #3
En Común Podemos!! Darnos una alegría y poner un buen candidato que ilusione a los salmantinos
S y R 03/05/2016 15:03 #2
Algunas opiniones 1) Si hace falta un gran acuerdo político, hace falta contar con los partidos de una manera u otra, que son las estructuras de las que nos hemos dotado para vertebrar socialmente las posiciones de cada uno. Y son los que tienen la capacidad efectiva de articular las fuerzas necesarias. 2) Se requeriría un consenso alto entre los integrantes de la candidatura, esto es: acordar el reparto de tareas, de recursos necesarios, el programa, los candidatos. Sin pretensiones abusivas y buscando favorecer el acuerdo. Hay iniciativas que ya han fructificado, como las diferentes confluencias, que constituyen un espacio de encuentro para debatir estos temas. A su vez, experiencias de candidaturas amplias anteriores como las de Galicia y Cataluña pueden valer de ejemplo. 3) Y darse prisa. Que tiempo no sobra.
eso es 03/05/2016 14:53 #1
lo que yo decía

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: