Blog autor

Ciudadano Magenta

Upyd Upyd

Se hace camino al andar

 

Indignación, crítica y denuncia. Necesaria pero insuficiente. Es imprescindible levantarse para abrirse camino de la mano del compromiso y hacer posible lo que es necesario.

€œQue el mundo fue y será una porquería ya lo sé... (!En el quinientos seis y en el dos mil también!). Que siempre ha habido chorros, maquiavelos y estafaos, contentos y amargaos, valores y dublé...€.

€œEl más capullo de mi clase (!que elemento!) llegó hasta el Parlamento€Ś Y sin dejar de ser el mismo bruto aquel que no sabía ni dibujar la €˜O€™ con un canuto€Ś
El superclase de mi clase (!qué pardillo!) se pudre en el banquillo y a la cola del paro por no haber pasado por el aro€.

€˜Cambalache€™, de Carlos Gardel o €œel blues de lo que pasa en mi escalera€, de Joaquín Sabina, canciones del siglo XX que son rabiosa actualidad en 2012.

La pesadilla con la que a diario nos acostamos y, también a diario, nos despertamos, nos golpea, atenaza e indigna; sin embargo debemos sobreponernos y caminar. De la indignación debe nacer la voluntad de compromiso con la historia; ese es el paso irrenunciable e inmediato a dar, el paso firme del compromiso. Nos han arrebatado lo que es de todos. Y como es de todos, es nuestro derecho y nuestro deber recuperarlo al servicio de nuestra libertad. Así pues, como se trata de mirar hacia adelante, siendo conscientes de por dónde no ha de volverse a pasar, me quedo con Antonio Machado: €œCaminante, son tus huellas el camino y nada más; caminante, no hay camino, se hace camino al andar. Al andar se hace camino y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar. Caminante no hay camino sino estelas en la mar...€

Considero que el motivo de la creación del partido político UPyD fue éste y es en esta dirección en la que camina. Cumplir sus compromisos con los ciudadanos, defendiendo la transparencia y practicándola. Llevar a la calle los debates políticos que nacen en la propia calle, sin miedo a las preguntas, sin miedo a las críticas, sin temor a la cercanía y al control de los ciudadanos. Esto es, regenerar la democracia; devolver a los ciudadanos el control sobre la política.

Me identifico con frases geniales de las extraordinarias canciones de Manolo García: €œ€Śser trigo en las eras, nunca polvo en las aceras€, o aquel que dice €œy si llueve saldremos a la lluvia, a lavar las vidas que van acumulando mugre€Ś€.

Me impliqué a nivel personal, pero tras ser elegido por los ciudadanos, hace un año, ahora estoy obligado a mantenerme firme y luchar aun más si cabe por aquello que considero esencial, irrenunciable, necesario y, por supuesto, posible.

Desde estas líneas, mi intención es animar a todos a cambiar las cosas€Ś a mejor.

Álvaro Aparicio Mourelo

Concejal del Grupo Municipal de UPyD en el Ayuntamiento de Ávila

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: