Andres macario silueta2 original

CEO Digital

Andrés Macario
Blog sobre transformación digital de Andrés Macario

Una celebración a lo pequeño

Imagen vestuario argentina detail

Gestos épicos en el campo, intercambio de camisetas y manteos. Es lo que estamos acostumbrados a ver en el fútbol tras las sonadas victorias y también -hay que decirlo- tras las dudosamente justas. En cualquier caso, vistosas celebraciones compartidas de forma muy visual y social. ¡Social, lo que se dice social de toda la vida!

¿Qué ocurre después en el ámbito micro-social de los vestuarios? Nuestra memoria guarda recuerdos de triunfos de La Roja en los que el vestuario se convirtió en prolongación del campo, con los protagonistas exhibiendo fraternidad y buen humor. Así suele ser, al menos cuando entran las cámaras en ese ámbito privado. ¿Y cuando no hay cámaras?

 

Imágenes como ésta del vestuario de la selección Argentina no deberían de extrañarnos si pensamos en nuestro entorno diario en calles, plazas, autobuses o salas de espera. Incluso en numerosas reuniones familiares o de amigos. Cada uno socializando por su cuenta. Lo micro-social se convierte en el microblogging. Nos choca porque la gran pantalla nos tiene acostumbrados a gestos más grandiosos que los dos pulgares driblando sobre la pequeña superficie de sus móviles.

 

No nos choca, sin embargo, ver a nuestros ídolos tuiteando sobre sus cuentas en redes sociales, precedidas de rústicas arrobas. Y esto es porque sólo nos percatamos de este fenómeno de contrastes sociales cuando lo vemos en otros. Porque no hay nadie que nos haga una foto o un selfie cuando estamos tuiteando o mensajeando después de un gol que creemos que hará historia. Compartimos la alegría más con los que están lejos o con el público en masa que -creemos- nos sigue y que vibrará con nuestro “original” tweet.

 

Y no hay nadie que haga esa foto porque todos están concentrados en subir las temperaturas de sus teléfonos, empeñados en compartir más allá de su círculo, más aún que con los próximos. Pero claro, Messi y Agüero son estrellas mediáticas, jugadores de equipo. No nos los imaginamos solitarios frente a su móvil, por más que el Kun tenga 10 millones de seguidores en Twitter.

 

El smartphone es la segunda pantalla. Normalmente decimos esto para referirnos al fenómeno de la televisión social, por la que -principalmente en Twitter- se comenta el contenido de los programas. Cualquier emisión televisiva que prevea alta audiencia y quiera provocar la “viralidad”, establece su propia etiqueta –o hashtag- para capitalizar esta reacción “social”.

 

Sea lo que sea lo que entendamos hoy en día por social, reconozcamos que nuestros dispositivos de bolsillo, o de mesita de salón, se han convertido en la primera pantalla y van camino de ostentar la posición de mejor amigo, aunque sea a costa de la fidelidad de nuestras mascotas y del nivel de conversación en las reuniones. Vayamos calentando pulgares y practicando tweets, porque hoy mismo salimos a jugar al campo de las redes sociales.

 

SOBRE EL AUTOR

 

Andrés Macario Gañán es el director general de Vacolba, partner de negocio orientado a la venta. La clave de su éxito es el foco en resultados, la excelencia en el desempeño y la flexibilidad en la implementación. Ofrece una solución llave en mano, acercándose al usuario final a través de profesionales especialistas en ventas de calidad.

 

Vacolba nació para ayudar a las empresas a impulsar sus ventas en el nuevo entorno digital y se ha consolidado como partner de importantes marcas como Movistar y Sanitas.

 

Andrés está muy presente en el mundo digital a través de su blog andresmacario.com y su cuenta en Twitter @andresmacariog.

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: