P garcia 80x111 original

Buen ciudadano Canino

Pedro García

Ordenes básicas

 

Las órdenes que se le pueden enseñar a un perro son muy variadas, a continuación voy a reseñar las que habitualmente consideramos básicas.

Hay diferentes sistemas para enseñar a los perros las diferentes órdenes, tenemos que tener en cuenta que tipo de perro tenemos, edad, raza, sexo, vivencias anteriores, etc.

A continuación comentaremos el sistema con premios o recompensas, este sistema es el más fácil para dueños inexpertos. Todas estas órdenes es aconsejable realizarlas con correa hasta que el perro las tenga aprendidas.

Las órdenes que voy a describir son sentado, junto, tumbado, quieto, ven y busca.

Sentado (SIT): De pie enfrente de su perro, sujete una golosina por encima de su cabeza, siguiendo una línea recta imaginaria desde las orejas del animal. Ordénele que se siente. Para alcanzar la golosina, será necesario que el cachorro levante la cabeza y la mueva hacia atrás, para lo cual tendrá que sentarse justo al sentarse, dele la golosina y felicítelo.

Junto (FUSS): Tu perro tiene que tener muy claro lo que  significa €˜Sentado€™.  Si es así, ponle la correa con un collar especial para adiestramiento. Se empieza con tu perro sentado a tu izquierda. Da la orden de €œFUSS€ y empieza a caminar. Probablemente salga disparado pero solo tienes que tirar suavemente de la correa hasta que estéis a la misma altura. Vuelve a repetir la orden. A veces puede ayudar si tienes una golosina en la mano para que la siga mientras das la orden.

Tumbado (PLATZ): Ordene a su perro que se siente y prémielo cuando lo haya hecho. Sujete otro premio con la mano, desciéndala por entre las patas delanteras del cachorro hasta el final del tórax, al tiempo Que le indica la orden ÂŤplatzÂť. Al seguir con el hocico el movimiento de su mano, el cachorro descenderá el cuerpo y apoyará las patas delanteras en el suelo. En este punto, dele la golosina y felicítelo.

Quieto: Ordene al perro sentarse o tumbarse. Ponga la palma de la mano enfrente de la cara del cachorro y ordénele ÂŤQuietoÂť. Aléjese un paso del perro, deténgase, regrese junto a él y prémielo.

Progresivamente, aumente el número de pasos con que se aleja del cachorro. Si éste se mueve, dígale ÂŤnoÂť, vuélvalo a poner en la posición en la que estaba y ordénele de nuevo que permanezca Quieto. Después de dos o tres semanas de práctica diaria, el cachorro permanecerá quieto mientras usted se aleja unos pasos para regresar después junto a él.

Ven (HIER): Practique esta orden varias veces al día en situaciones distintas. Utilice siempre golosinas. Llame al perro por su nombre ya continuación diga la palabra orden ÂŤvenÂť: prémielo con una golosina cuando el perro acuda junto a usted. Cuando lo llame, es preciso Que su voz suene suficientemente sugestiva como para que el perro no sienta interés por el entorno.

Cuando el perro acuda junto a usted, exprese una satisfacción extrema. Será preciso que despierte el interés de su perro de forma que este olvide el resto de los estímulos.

Llévelo siempre con correa cuando esté en un espacio exterior. No permita que el perro ande libremente hasta que usted esté totalmente convencido de que volverá junto a usted cuando lo llame.

Puede transcurrir un año hasta completar este adiestramiento.

Busca: Algunas razas de perro son instintivamente ÂŤcobradoresÂť o de busca (los que recogen y llevan la presa que cae a su dueño) mientras que otras razas no expresan esta tendencia.

Si su perro pertenece a esta raza de ÂŤcobradoresÂť, se hará evidente su tendencia desde las doce semanas de edad (se mostrará deseoso de recoger o cobrar objetos, incitándole a perseguirlo mientras retiene algo en la boca). Si le lanza una pelota, por ejemplo, su perro la perseguirá para recogerla y traérsela.

Será preciso que eduque esta tendencia natural del perro de busca, enseñando desde que su perro es  cachorro las órdenes para recoger y traerle un objeto. Para empezar, incite a su perro a que le persiga mientras usted retiene un juguete en la mano y después láncelo a una distancia corta. Vaya con su cachorro hasta donde se encuentre el juguete, recójalo, déselo al cachorro y vuelva a empezar. Utilice la orden ÂŤbuscaÂť. Al principio, mantenga al perro sujeto con una correa retráctil para que sea más fácil controlar sus movimientos. Algunos cachorros recogen el objeto, pero no quieren llevárselo a su dueño. Para modificar esta actitud, remplace el objeto por una golosina o uno de los juguetes preferidos del cachorro. Al final, el perro asociará el perseguir y recoger el objeto con una actividad divertida y agradable.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: