Blog autor

Blog Ramón Vicente

Tribuna de Salamanca

Noticias, concursos y radionovelas

En 1901, un italiano llamado Marconi inventó la radio. Las primeras pruebas fueron enviar un mensaje radiofónico a través del Atlántico, seis años más tarde comenzaron las emisiones en EEUU. En 1920 ya había emisoras que programaban espacios de entretenimiento.

El mundo de la radio ha sido, desde que nació, como una montaña rusa, como un barco que, aunque esté anclado, tiene un leve vaivén que lo agita haciendo que siga en movimiento, siempre de un lado a otro.

Aquí, en Salamanca, en abril de 1926, se inauguraba a las cuatro y media de la tarde EAJ-22, más conocida en la actualidad como Radio Salamanca. Música en directo, noticias, cuentacuentos, concursos, radionovelas€Ś que, por cierto, vuelven a la radio en esta época estival con 'Las bicicletas son para el verano'.

Radio Nacional de España nace el primer mes del año 1937 en Salamanca, su filial en Barcelona lo hace con la entrada de las tropas del General YagĂźe dos años más tarde. A partir de ese instante la voz se empezó a oír en la ciudad condal, pero sólo por unos minutos al día.

Aunque parezca increíble, años antes, en 1877, un aparato llamado fonógrafo, inventado por Edison, podía grabar y reproducir sonidos mediante una lámina enrollada sobre un tambor rotatorio, a pesar de que el sonido dejaba mucho que desear, claro. Supongo que por eso, años más tarde, Emilie Berliner abría una nueva puerta consiguiendo reproducir piezas musicales. !Y los músicos en sus casas!

En los años sesenta los concursos radiofónicos llegaron a alcanzar la categoría de obsesión nacional. Tardes, noches, escuchando la radio, no como mero acompañamiento de las tareas del hogar o del trabajo, sino como un entretenimiento, una forma de desconectar del día a día. Ricos y pobres, calvos y peludos, tristes, soñadores€Ś !todos esperaban su voz!

La radio tenía el mismo empuje que ahora puede tener la televisión, salvando las distancias. Creo que no me equivoco si digo que todo tenía un mínimo de calidad o por lo menos se ajuntaba a la realidad, cosa que hoy en día brilla por su ausencia en muchos de los canales de la caja tonta. Tomemos por ejemplo esos concursos musicales trasnochados que parece se emiten con la única intención de obtener más picos de audiencia que el de al lado. La calidad de contenido en estos programas queda en el subsuelo y el resultado se me antoja del todo ficticio.

En la radio de aquel entonces, donde uno se lo jugaba a una única oportunidad, el que cantaba, cantaba, el que contaba chistes, hacía reir y el que concursaba, ganaba o perdía, pero de verdad.

Y se oye por la radio

cuatro mil veces, y más:            

- Al piano le acompaña

el maestro Nicolás.

Esas radios que nuestros abuelos, nuestros padres, tenían en casa podían alcanzar emisoras portuguesas, francesas, italianas€Ś eran el internet de hoy en día. Después se caparon cuando las licencias y los diversos intereses florecían desde el norte hasta el sur, del este al oeste.

Dicen que todo está inventado, que casi todo es cíclico. Por eso quizá los que mandan en esto han decidido abrir una ventana al pasado, Âżo tal vez recuperar aquellas viejas grabaciones de antaño para esta época estival sea para no necesitar más recursos que un ordenador? !Quién sabe!


Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: