Blog autor

Blog José Ángel de Horna

Tribuna de Salamanca

Arte, guarradas y un simpático alienígena€Ś

No os miento si os digo que una de mis pasiones es pasear por las calles de nuestra ciudad, sobre todo al atardecer, cuando el color de la piedra de Villamayor adquiere ese color tan indescriptible. Soy de esa clase de gente que lo observa todo, escaparates, edificios, personas€Ś y entre todas la bellezas artísticas, casi como polizones encuentro pequeñas rarezas de artistas desconocidos€Ś Âżhe dicho artistas?€Ś

No quiero ser polémico, ni seré yo el que juzgue alguna de las pintadas que veo en mi pasear, pero convendría que alguien pusiera puertas al campo, aunque parezca imposible. Cierto es que los jóvenes artistas de ésta y otras muchas ciudades tienen pocas posibilidades de exponer, pero quisiera dividir entre quienes pintarrajean las paredes, quienes hacen un pequeño 'street art' y quienes mandan mensajes extraños aunque sorprendentes y divertidos.

Bien es sabido que la firma de algunos artistas vale millones, nadie discute que un Picasso vale su precio en oro pero€Ś Âżpor qué vale esa firma? Por todo el trabajo y la creatividad que lleva detrás. No puedo soportar las pintadas de un nombre feas y que su único propósito es 'joder' (con perdón) una recién pintada fachada, o la parte interior de la puerta del baño. Esas y las que reivindican una huelga general o algo parecido€Ś Âżqué culpa tendrá la comunidad de vecinos de la situación 'X'?, perdónenme pero esa no es manera.

En cuanto a los graffitis, entendidos estos como pequeñas obras de arte expuestas de forma gratuita y permanente en nuestras calles, no sabría muy bien si decantarme a favor o en contra, puesto que reconozco que hay muchos que me parecen auténticas obras maestras. En lo que realmente difiero es sobre la ubicación de los mismos. Reconozco que es otra faena que te pinten uno de esos, aunque sea estupendo, en la puerta de tu casa. Pero también creo que pierden su gracia cuando los ves uno tras otro adornando un muro cedido por el Ayuntamiento para el efecto aunque, sinceramente, creo que es la forma más civilizada de hacerlo.

Por último y cada vez más de moda están las plantillas, no me refiero a las de cierto cariz político, sino a esas que, por lo menos a mi, me sugieren sensaciones extrañas y algunas veces me provocan una sonrisa. En este caso Alf, en pleno casco histórico, a unos metros de la Clerecía, sinceramente me alegró el paseo.

El caso es que lo mires por donde lo mires un bolígrafo, un spray o un rotulador tienen mucho peligro, pero como todo en esta vida, es cuestión de educación. Tan sólo tendrían que plantearse un segundo si harían eso en la fachada de su casa o si esa firma (fea y estúpida) en realidad es algo bonito que aporta algo nuevo y diferente a nuestra ciudad€Ś.

Para más información sobre estas y otras muchas obras: paséate por Salamanca, siempre es un placer

José Ángel de Horna Montero
Twitter: @ArtisticaMente7

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: