Blog autor

Blog Félix Oliva

Tribuna de Salamanca

De segunda mano

Con las ventas de automóviles nuevos en caída libre desde hace meses por la crisis del consumo y la dificultad de conseguir crédito, muchos usuarios se decantan por el mercado de ocasión cuando tienen necesidad de cambiar de coche. Las cifras lo dicen (un 14% más de transacciones de vehículos de segunda mano frente al 30% de caída de los nuevos) y la ocasión, como dicen, la pintan calva.

Por qué sí. Las históricas ventas vividas hasta finales de 2007, con más de 1,5 millones de vehículos nuevos vendidos cada año en el lustro precedente, han llenado las calles de coches a la última que, cuando pasan al canal de segunda mano, permiten disfrutar de vehículos con un nivel de evolución elevado porque el salto con respecto a los que tienen 10-15 años ha sido enorme en equipamiento y seguridad€Ś solo que podemos acceder a ellos por mucho menos dinero. Coches muy al día a precios accesibles.

Por qué no. El miedo a que nos timen con un coche de segunda mano repleto de problemas va mitigándose, pero permanece. Frente a ello, hay que recordar la obligatoriedad de ofrecer dos años de garantía contra vicios ocultos en la venta incluso entre particulares. Aún así, el estreno es algo que todavía tiene mucho tirón entre algunos compradores, y más si va a ser un vehículo que tengamos previsto mantener mucho tiempo.

Tipos. Desde el coche de dirección al €˜mileurista€™, el abanico es amplio. En la cima de la cúspide están aquellos vehículos utilizados por la marca o concesionarios, generalmente con pocos kilómetros, rigurosamente mantenidos y equipados al máximo; en este caso lo que podemos conseguir es un coche full equip por una inversión menor. También los concesionarios cuentan con coches en stock, ya sea de modelos a punto de cambiar (buena oportunidad) o en variantes cromáticas o de equipamiento con menor salida comercial: si no nos importa que nuestro coche sea de un color poco habitual o que no lleve un equipamiento muy específico, puede ser una opción. También es abundante el parque de vehículos procedentes de cambio o de leasing; si los primeros tienen la garantía de comprar en concesionario con variedad de tipos y estados, los últimos suelen estar bien mantenidos y se consiguen a buenos precios con un kilometraje medio.Y por último, el canal de particulares, donde podemos encontrar de todo a través de las principales web (www.autocasion.com, www.coches.net; www.autoscout.24.es ) con búsquedas muy ajustadas incluso en nuestra ciudad.

Qué mirar. En todo caso, compremos a concesionario o particular, debe primar el análisis de las necesidades concretas de uso: para ciudad, mejor pequeño y gasolina; a partir de 15.000/20.000 kilómetros al año, pensar en diésel. Si lo hacemos al reves, nos podemos equivocar y sufrir gastos innecesarios de seguro o mantenimiento con un coche grande al que no sacaremos partido, por ejemplo. Y después, unos mínimos: ausencia de ruidos extraños, buen estados de los consumibles (ruedas, frenos), funcionamiento general correcto€Ś si nos asesoramos (taller amigo, conocido con el mismo modelo), perfecto. Y fundamental: documentación correcta, con la ITV al día y los impuestos pagados, porque si no en Tráfico no lo pondrán a nuestro nombre.

Cómo está. Una serie de trucos nos permitirán saber el estado real. Además de la inspección de funcionamiento, hay que fijarse en determinados detalles. Volante y palanca de cambios muy gastados, goma de los pedales plana o sin pintura, tapicería en mal estado€Ś solo indican un uso intenso (no tiene por qué estar mal mantenido, aunque sí descuidado), pero delantan un mínimo de 100.000/120.000 kilómetros. Diferentes tonos del mismo color en diferentes puntos de la carrocería apuntan a reparaciones más o menos intensas. Fijarse en si, tras un rato parados, deja manchas por pérdida de aceite, líquidos de refrigeración, del aire acondicionado€Ś Y fundamental: un buen historial de mantenimiento, a través de libro o de facturas, es la mejor radiografía del posible estado del vehículo en cuestión.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: