Blog autor

Blog de Jorge García Domínguez

Tribuna de Salamanca

Marcas blancas o marcas de 'color'...

En los últimos años, los productos de marca blanca o también llamadas marcas del distribuidor, han llegado a superar en algunas ocasiones las ventas de los productos de marca o también denominadas marcas del fabricante.

El motivo por el cual se denominaron marcas blancas proviene de la apariencia de los primeros envases de estos productos ofertados bajo el beneplácito del distribuidor, que ahorraba en márkenting y publicidad y por tanto, también en la presentación de los productos que se caracterizaban por presentarse en envases de color blanco o con muy poco colorido.

Además, en muchas ocasiones el producto se presentaba bajo la indicación del nombre genérico o con una indicación descriptiva, lo cual le distanciaba del carácter distintivo de los productos ofertados bajo las marcas del fabricante.

En el momento de crisis actual, el avance de las marcas blancas frente a las marcas de fábrica está siendo feroz: por un lado, la confianza del consumidor en el distribuidor ha ido creciendo (el consumidor confía en el producto que le oferta el distribuidor, quien suele garantizar su elaboración mediante controles de calidad y ofertándolo a precios, generalmente, más bajos), por otro lado, los productos de marca blanca ya no se presentan bajo una presencia tan aséptica, sino que el distribuidor invierte, cada vez más, en la presentación, los envases y la apariencia del producto.

Mientras tanto, los fabricantes unen sus fuerzas para vincular al consumidor con sus productos de marca, recordándoles que tienen un valor añadido que, en ocasiones, se corresponde con valores emocionales, difíciles de comprender, que recuerdan más a un romance entre una determinada marca y su admirador.

La batalla está servida, Âżeres de marca blanca o de marca de color?

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: