Blog autor

Blog Ana Belén Martín

Tribuna de Salamanca

Los padres y los estilos

No, no vamos a hablar de moda. Vamos a tratar el tema de los ESTILOS EDUCATIVOS que los padres tenemos a la hora de educar a nuestros hijos. Sí, también para esto existen diferentes estilos con modos muy distintos de hacer y decir las cosas y con resultados y efectos también muy diversos en los niños según el estilo que fundamentalmente hayan practicado sus padres a lo largo de la infancia y la adolescencia.
En alguna ocasión ya he mencionado la existencia de distintos estilos educativos e, incluso, los he nombrado pero hoy vamos a profundizar un poco más en este tema para que podamos saber en qué estilo nos encontramos cada uno de nosotros y, lo que es más importante, para conocer las características del estilo asertivo que es el más adecuado pero también el más difícil de poner en práctica.

Pero ¿qué son los estilos educativos? Los podemos definir como el conjunto de ideas, creencias, valores, actitudes y hábitos de comportamiento que padres y profesores mantienen respecto a la educación de sus hijos y alumnos. Existen distintas formas de clasificarlos en diversas categorías según los criterios que utilicemos pero, en nuestro caso, nos guiaremos por la clasificación que determina que existen cuatro estilos educativos diferentes: estilo sobreprotector, estilo inhibicionista, estilo punitivo y estilo asertivo. Esta clasificación es la que sigue el Protocolo Magallanes en su Perfil de Estilos Educativos del Grupo ALBOR – COHS (1998).

Los padres que ejercen un estilo sobreprotector, evitan que sus hijos realicen actividades que consideran peligrosas, ofrecen consejos constantes, suelen darle todo hecho a sus hijos, suelen castigar los intentos de sus hijos por ejercer su autonomía,… ya que piensan que son totalmente responsables de sus hijos y se plantean que ya tendrán tiempo de enfrentarse con la adversidad cuando sean mayores, sin darse cuenta de que, con esta forma de proceder, están criando a un niño muy inseguro, sin iniciativa ni autonomía y que cree que los demás le deben resolver todos los problemas que se le presenten, ya que es lo que han hecho sus padres toda la vida.

En el caso del estilo inhibicionista, los padres se sienten tranquilos cuando sus hijos muestran iniciativa y autonomía ya que creen que, cuanto antes aprendan cuán dura es la vida y sepan resolver sus propios problemas, mejor. Por lo tanto, son padres refuerzan muy poco la conducta adecuada de sus hijos a no ser que se trate de algo muy excepcional y suelen castigar aquellos comportamientos de sus hijos que les molestan, sin basarse en algún criterio específico sobre lo que se considera o no adecuado. Esta forma de educar da como resultado niños con altos niveles de ansiedad por la inseguridad que padecen y que buscan apoyo en figuras de autoridad, entre otros aspectos.

Por otro lado, los padres que poseen un estilo educativo punitivo, ejercen su papel basándose en los debería y las obligaciones y se sienten furiosos cuando sus hijos no están de acuerdo con las indicaciones que ellos les dan. Son padres que se fijan sobre todo en los “errores” que cometen sus hijos, que castigan y amenazan con castigos muy frecuentemente y que suelen ignorar el comportamiento normal de un niño, reforzando sólo lo que consideran excepcional. Por lo tanto, estos niños tendrán muy poca iniciativa por miedo al castigo o a las consecuencias, pueden padecer altos niveles de ansiedad y se orientarán hacia la evitación del castigo en lugar de buscar otros logros que favorezcan su desarrollo personal o la adquisición de nuevas habilidades.

Como vemos hasta ahora, estos estilos educativos resultan poco adecuados para un buen desarrollo personal, social y académico de nuestros hijos, algo que no sucede con el ESTILO ASERTIVO, que es el más adecuado y recomendado por los profesionales de la psicología, la educación y todas las especialidades relacionadas con la infancia.

Los padres que adoptan este estilo educativo piensan que sus hijos irán aprendiendo poco a poco siendo necesario que, en ocasiones, cometan errores, y también que necesitan aprender a comportarse de un modo adecuado para adquirir hábitos y destrezas. Estos padres, respetan el hecho de que puede que los gustos, necesidades y deseos de sus hijos no siempre coincidan con los del grupo social al que pertenecen y esto no es motivo de inquietud. De hecho, son padres que están tranquilos según van observando que sus hijos progresan y que están satisfechos ante los buenos comportamientos, las iniciativas y la autonomía de sus hijos.

De este modo, los padres con estilo asertivo tienden a fijarse en los elementos positivos, de manera que valorar los logros y esfuerzos de sus hijos, refuerzan las conductas adecuadas y castigan las inadecuadas con buen criterio y tienen paciencia con los progresos de sus hijos, respetando el ritmo individual de cada niño en su evolución y desarrollo.

Este modo de educar tiene unas claras consecuencias positivas para el niño como puede ser el hecho de que suele desarrollar buena autoestima y confianza en sí mismos, es capaz de tomar decisiones y considerar las consecuencias de las mismas, los refuerzos y castigos cumplen su papel sin resultar un niño excesivamente elogiado ni un niño con temor a lo que haga por las posibles represalias y suele mostrar respeto por el educador, bien en la familia, bien en el entorno escolar.

Mantener un estilo educativo asertivo tiene sus dificultades, pero no es tan complicado como pueda parecer. Quizá en otro post pueda ofreceros algunos consejos para conseguirlo más fácilmente, si este tema os resulta de interés. Mientras tanto, ir tomando nota de lo que no se debe hacer, que hay bastantes ejemplos a lo largo de este post.

Buenas vacaciones para quienes las tengan y para los que no, que disfrutéis de los días de descanso que os sea posible. Hasta la semana que viene.

Comentarios

Juan Moisés 05/10/2013 00:40 #1
Muy buen artículo, quisiera aprovechar para compartir un nuevo portal sobre información de Psicología titulado "Novedades en Psicología" en cual abarca artículos de opinión, noticias y enlaces interesantes de las distintas temáticas de Psicología, escritas con un lenguaje claro y sencillo de forma que sea accesible a todo el público. Realizado y editado por el Dr. Juan Moisés de la Serna. En concreto, recientemente acabo de publicar un artículo titulado "¿Sabes que el estilo educativo de los padres afecta al pequeño?", que puede verlo en el siguiente enlace: http://juanmoisesdelaserna.es/psicologia/estilo-educativo-padres-afecta-al-pequeno/

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: