E roberts 80x111 original

Amuletos contra el desastre

Laura Emily Roberts

Malina

Cuando uno ha sobrevivido a algo, entonces la supervivencia interfiere con la comprensión.

(Ingeborg Bachmann, Malina)

Con un solo nombre empieza esta novela de la austriaca Ingeborg Bachmann: Malina. Y después hay otros dos nombres/hombres: Iván y el padre. Y una voz sin nombre. La voz de una mujer. De una superviviente. Bachmann explora la opresión, el fascismo y la locura no desde la guerra, sino desde el punto de vista más cotidiano: la relación entre un hombre y una mujer en la próspera ciudad de Viena en los años 60, donde ella, al igual que Virginia Woolf expuso en Tres Guineas, considera que nace el fascismo: de la fuerza, del desconocimiento, del no querer entender. O quizás nos falten palabras para entender. Una mujer y dos hombres. Y, de pronto, la aparición del tercer hombre: el padre como símbolo del padre-estado, de aquel que sabe qué es bueno para los demás sin preguntarles. Del padre que se transforma en Malina, como un fantasma del que ella no se puede desencadenar. El contraste entre Iván y Malina: las cadenas, la desorientación de la falta de cadenas. La pérdida de la voz. O los tres asesinos: tres maneras de morir.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: