Silueta original

Abriendo alamedas

Hugo Crespo

Ganarlo todo

Ganemos es un espacio de confluencia que busca articular una mayoría electoral y social, conformada de una manera horizontal y plural, para ganar y recuperar nuestros municipios, pasando de la resistencia a la ofensiva.

      Una de las pocas cosas buenas que ha traído la crisis ha sido el despertar de la conciencia política en gran parte de la ciudadanía. Así han surgido multitud de iniciativas a lo largo y ancho del país (PAH, mareas, marchas de la dignidad…), siendo una de las más importantes, eso que llamamos ‘Ganemos’.  La onda expansiva de Guanyem es alargada, y tras su presentación pública, ha sido como un terremoto: se han producido multitud de pequeñas réplicas a su paso.

 

      Los distintos ‘Ganemos’ rompen con la apatía de la izquierda y con su lógica de resistencia; no nacen para ser una fuerza subalterna de nadie, nacen para ganar, superando el pensamiento de la derrota y el mantra neoliberal del “no hay alternativa”. Si el 15-M ya supuso una ruptura cultural y política de onda larga respecto a la Cultura de la Transición hegemónica  hasta entonces, los ‘Ganemos’ suponen la confirmación de esta ruptura.

 

      Ganemos, como espacio de unidad y convergencia, no aspira a sumar lo que ya hay, sino a que la suma de lo que ya hay tenga un efecto multiplicador que conforme un nuevo sujeto político, todo ello estructurado de una manera plural y horizontal. No se trata de crear la marca blanca de ningún partido político o movimiento social, ni tampoco de que las organizaciones ya existentes se diluyan en estos nuevos espacios; se trata de articular una mayoría social y electoral que establezca un nuevo horizonte de época en nuestro país.

 

      “En vez de despertarnos del sueño, nos permiten seguir soñando”, decía Slavoj Zizek sobre la pasividad de la ciudadanía respecto a las políticas de austeridad que depauperan sus condiciones de vida. En nuestro país el 15-M supuso una vacuna contra muchas cosas, especialmente contra el conformismo, y si en un principio la respuesta ciudadana a las políticas de austeridad era la resistencia, hemos pasado de esa lógica de sujeto pasivo que recibe daño a la lógica de la ofensiva; ganar nuestros municipios para ganarlo todo.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: