Pablo garcia original

A través del Cine

Pablo García Conde
Blog de Pablo García Conde. Críticas de cine

San Sebastián 2014 – Día 2

Según ha declarado en la rueda de prensa François Ozon, por cierto, un director muy estimado en el certamen donostiarra (ganó hace dos años la Concha de Oro con En la casa y participó el año pasado con Joven y bonita), en su última película ha querido hablar sin tapujos sobre un tema controvertido en su país para tratar de entender un modelo de familia diferente, aunque sin renunciar a llegar a un público amplio. Une nouvelle amie comienza con un emotivo prólogo que muestra la relación de amistad de dos niñas durante su etapa adolescente hasta que una de ellas muere. Después, el personaje que interpreta Anaïs Demoustier descubre que el marido viudo (Romain Duris) se traviste en su casa. De este modo comienza su transformación de David a Virginia, perdiendo poco a poco el miedo a ser quien siente que es, y con ello arrastrando a su amiga hacia un tipo de relación desconocida hasta ese momento.

 

Para Ozon, el comienzo de la historia tiene sentido como una búsqueda psicológica del cambio sufrido por David. Es evidente el impulso latente por revivir a una muerta como ocurría en Vértigo, lo que convierte la historia en un drama. Sin embargo, y tal como le gusta admitir al cineasta francés, el relato se mueve también por la comedia, como es inevitable al ver a Duris en el mismo plano ambiguo que interpretaba Jack Lemon en Con faldas y a lo loco. Su capacidad para cambiar de registro y de dirigir tan bien a sus actores, hacen de Une nouvelle amie una obra interesante incluso para aquellos que a priori no conecten con un tema tan singular como de tremenda actualidad.

 

Un fin de semana difícil en el que una familia se enfrenta al suicidio voluntario de una mujer anciana es la primera de las propuestas danesas en la Sección Oficial. Silent heart parte de una idea sencilla pero cuenta con un fuerte aliado, el drama que supone siempre la muerte de un ser querido. El planteamiento se asemeja bastante a Amour, la última gran obra de Haneke que trata de manera naturalista y sin tapujos el proceso de debilitamiento con motivo de una enfermedad. En ambos casos es una anciana la que padece las consecuencias del envejecimiento, un deterioro anunciado que determina las reacciones y los sentimientos de las personas que la rodean.

 

Silent heart saca partido de los encontronazos familiares: dos hermanas con personalidades enfrentadas, el novio de una de ellas que resulta ser de lo más peculiar, un niño que aprovecha los últimos días con su abuela… Todo a disposición de un mismo objetivo: ablandar al espectador, generar en él el mismo debate que comparten los personajes e intentar conectar con el público más afín a la tonalidad del film. La tesitura es rota en alguna ocasión por situaciones incómodas que invitan a reír y que, no obstante, podrían haber sido aprovechadas con mayor picardía. Es, quizás, un deseo por la ruptura de quien espera ver aquellas escenas familiares, también en Dinamarca, que retratan Von Trier y Vinterberg. La discusión final sobre la infidelidad y la licitud de la decisión tomada por la abuela confirma la ligereza de un film que contempla más aspiraciones que soluciones efectivas.

 

La última de las películas a concurso en esta segunda jornada de festival es de coproducción española: Autómata, de Gabe Ibáñez, una distopía futurista donde la especie humana casi ha sido exterminada por completo. La protagoniza un agente de seguros de una compañía que vende robots, un Antonio Banderas pletórico que se debate entre la estabilidad (de su trabajo y su esposa e hijo) y el cambio, pues descubre que uno de los autómatas no cumple uno de los protocolos que todos ellos comparten y se ve sumido en una batalla contra sus jefes. Película de ciencia ficción repleta de referencias (las leyes de Asimov presentes en Yo, Robot, una especie de mascota cibernética que recuerda a las criaturas de Transformers y una larga tradición en lo que a inteligencia artificial se refiere), tiene grandes momentos de acción pero decae profundamente en un desenlace típico y pasteloso.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: