Paula calle original

A piñón fijo

Isabel de la Calle
Blog de Isabel de la Calle.

Razones para creer

No quería dejar pasar más tiempo para reflexionar en voz alta sobre lo que sucedió el pasado domingo en el Helmántico. Símbolo inequívoco de que el equipo de fútbol de la capital interesa a los ciudadanos como institución que no quieren que desaparezca, aunque los 10.000 'de más' que fueron no saben -seguro- quien es Andrés o De Gomar.
Con esto quiero decir que la UDS como símbolo futbolístico de Salamanca interesa y lleva a los salmantinos a acudir un domingo que amenazaba una tormenta de aúpa al Helmántico. Seguramente lo hacen por los recuerdos que cada uno tiene de ese equipo y que se remontan a lo mejor a la época dorada de Lillo y sus años posteriores subiendo y bajando de Primera o incluso antes.

De lo que estoy segura es de que los últimos años, con equipos mediocres y sin 'tirón', apenas sin un objetivo claro por el que luchar, el conjunto blamquinegro perdió un importante hueco en el corazón de sus paisanos que, de esa manera, también dejaron su hueco libre en el estadio.

De ahí la aparente desidia con la que se ha tomado los problemas de la UDS la masa social que antes llenaba los aledaños del estadio cada domingo, Obviamente eso no ha 'arruinado' las arcas blanquinegras, pero sí ha permitido la falta de reacción social existente hasta el domingo. Sin embargo ha bastado un ultimatum del presidente Paco Caste, que es un hombre cabal aunque sin recursos para tomar decisiones vinculadas al 'parné', para que los unionistas volvieran a bajar en masa por la carretera Zamora.

¿Y ahora? Ahora, con la esperanza de la descapitalización del accionariado y la nueva ampliación de capital por 5 millones de euros, estoy convencida de que se saldrá adelante en lo económico. Pero en lo deportivo hay que ir con mucho cuidado. Si se quiere volver a llenar el Helmántico e ilusionar a una ciudad para volver a Segunda -la Segunda B es un pozo terrible del que hay que salir cuanto antes- hay que hacer un equipo especial. Especial porque motive, porque apetezca ir al estadio, porque sea algo especial.

Eso solo se conseguirá teniendo una base de canteranos importante en el equipo como ha pasado en el tramo final de la temporada con los De la Nava, Javi H, José Ángel o Sergio Ramos... y con buen juego. Con un equipo joven y con talento, que no tiene por qué ser caro, evidentemente sí bien trabajado. Y para lograr todo esto, para construir la casa por el tejado hay que comenzar a pensar ya en el equipo... ya. ¿Quién lo hará? Ahí está otra de las claves de la supervivencia de la Unión.

¡Suerte!

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: