Paula calle original

A piñón fijo

Isabel de la Calle
Blog de Isabel de la Calle.

#apoyoalbasketfem

El primer mazazo fue el adiós de Ros Casares, tan repentino como fulminante, después siguió Sóller y ahora Vigo... quizá después Canarias. ¿Qué futuro le espera a este deporte?
De momento son tres los equipos que han dicho basta. Diferentes ejemplos de un mismo problema: sus patrocinadores no pueden con el presupuesto necesario para seguir adelante.

Con un guantazo como éste, lo primero que todos hemos hecho es buscar un culpable, cuando la realidad es que hay, al menos, tres factores decisivos:
  • Coyuntura económica
  • Falta de defensa federativa
  • Fuga de talentos nacionales

La primera de las razones es clara y objetiva. Cuando un deporte como éste se nutre de patrocinadores (públicos y privados) y éstos dejan de ingresar lo que suelen, recortan de lo 'externo' principalmente... ya se sabe: publicidad, presencia en medios... esponsorizaciones.

El segundo factor al que me agarro es más complicado pero igual de rotundo. Hace años que me revelo contra una Liga de seis meses que deja la mitad del año a este deporte en el más absoluto de los desiertos... a la gente se le olvida que hay baloncesto femenino cuando no hay nada que decir sobre él casi desde abril hasta septiembre. Y si esto se hace por tratar de ser compatible con la WNBA, apaga y vámonos.

Hacer una Liga nacional fuerte necesita medidas contrarias a la reduccion de los play off de ocho a cuatro participantes o, aún peor, la de la Copa de la Reina. Con estos nuevos planteamientos, para el 75% de los equipos, el objetivo desde que comienza la competición es la salvación. ¿Así queremos atraer público y patrocinios?

Por último, y como sumatorio de las dos anteriores, se produce una inevitable fuga de talentos nacionales al extranjero. Esas jugadoras que por sí mismas merecen el pago de una entrada ya no juegan en España. Silvia Domínguez, Amaya Valdemoro, Alba Torrens, Laia Palau, Elisa Aguilar, Sancho Lyttle o Nuria Martínez han emigrado. Solo Marta Fernández o Anna Cruz siguen en España entre las 'top' nacionales.

De este modo, no solo hay que mover una ficha para que esto se solucione, sino trabajar de manera conjunta Federación, clubes y asociación de jugadoras para que la competición vuelva a su sitio. De momento, este año, la pinta que tiene la competición es terrible con solo dos equipos dispuestos a ganar los títulos... ¿aguantaremos así en nuestros asientos?


Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: