Silueta juliocesar original

A mí que me registren

Julio César Izquierdo

Serranillas palentinas

No anda lejos del Canal. Hablo de Santillana de Campos y su afamado marqués, autor de las Serranillas.

El marqués, en gloria esté y el pueblo, ándale, y más allá, las Cabañas de Castilla con su castillo para dejar constancia de que trasegamos por extensiones barrocas en historia y humanistas en arte.

 

Parece mentira que se pueda almacenar tanta retahíla patrimonial por los dominios que nos cobijan.

 

Parece mentira pero es verdad y al verlo in situ te entra un cosquilleo como diciendo “madre santa, tenemos para exportar”.

 

Que ha llegado el momento de creer en lo nuestro, en saber que tenemos recursos y posibilidades y hay que sacar jugo de todo ello.

 

Exprimir potenciales y esencias que llenen las acequias de miel y de leche, de cuajadas y lechazos, de ermitas, soportales, huertas y de tradiciones en aumento.

 

Hay que ver lo que tenemos y ya son muchos los que se han quitado la venda de lo ojos y otros miles los que llegan para surcar plazas y balconadas. Estamos en el mapa y lo brindamos en copa de bohemia para ser tan bohemios como los versos juglares del Marqués.

 

Vamos, que ya hemos cogido carrerilla, que tenemos semilleros de museos, viveros de interpretación y un lenguaje amontillado de sinónimos.

 

Vamos, tirando sin dejar caer nada en el suelo para que la despoblación sea un espejismo que se refleja sobre el Abánades.

 

Vamos que estamos todos en la misma fragata y soplando a barlovento, de momento.

 

Y mira, que moza tan hermosa nunca viera en la frontera como una vaquera de la Finojosa. 

    

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: