Soraya Sáenz visita el museo nacional de escultura en Valladolid.