El Pendón de Ocrato ondea en La Alberca

Fotos: Rosa Gómez